Los sindicatos judiciales aseguran que el “caos” en Vilagarcía sigue, pese a las denuncias

Copia de Diario de Arousa-2015-03-01-005-d19b3138
|

El Informe Anual del Defensor del Pueblo referente a 2014 en el que se recoge situaciones de “falta de espacio”, acumulación de material y “presencia de humedad y ratas” en los juzgados de Vilagarcía y Cambados ha vuelto a poner en la picota los problemas que desde 2009 llevan denunciando los sindicatos judiciales. La presidenta de la junta de personal de Pontevedra, Mercedes Vázquez, puntualiza que “hicimos un informe sobre toda Galicia, pero empezamos por Vilagarcía y Cambados porque era donde la situación es peor”.

El documento en el que se explica con todo lujo de talles las deficiencias de los dos juzgados se envió en diciembre de 2013 a la Dirección Xeral de Xustiza, Comité de Salud Laboral, Delegado Territorial de la Xunta. “En general en toda Galicia, es un tema en el que seguimos trabajando dado que solo se ha puesto algún remiendo a la situación y no se ha solucionado nada. El caos continúa”, apunta. Es, precisamente, este documento en el que se basa el Defensor del Pueblo a los que tuvo acceso apuntan a que el Juzgado número 1 de esta localidad contiene expedientes desde 1988 hasta 2011. Dado que en este lugar “no caben más”, los expedientes de 2012 y 2013 “están en la oficina” y “las piezas de convicción ocupan parte de los pasillos del archivo”.

En el Juzgado número 2, indica el informe, “no hay más espacio para expedientes ni para material decomisado”, mientras que el Juzgado número 3 alberga “en los pasillos” los informes de 2004. “Las baldas se colocaron en cualquier esquina, estorbando y entorpeciendo en muchos casos la circulación del edificio, suponiendo un peligro en caso de evacuación”, recoge el informe, que hace referencia también a las “piezas intervenidas” que se “amontonan en cajas” formando “montañas de basura”.

Además, los antiguos calabozos y su entrada “se encuentran repletos de piezas de convicción, muchas de expedientes ya archivados” y en la vieja sala de calderas, habilitada como archivo, se están produciendo “filtraciones de agua”.

En esta actuación, el Defensor del Pueblo hace referencia también a los Juzgados de Cambados también basándose en el informe elaborador por los sindicatos en los que se aportan imágenes acompañando al texto.En concreto, el informe apunta a que el Juzgado número 1, repleto de documentación, tiene “humedad y ratas”, mientras que los números 2 y 4 sufren de “falta de espacio”.

En el informe realizado por los sindicatos se detalla la visita de Inspección de Traballo en cuyo informe se recoge: “Orde e limpeza: O almacén no soto presenta varias deficiencias, entre elas unha desorde absoluta con expedientes polo chan; hai que engadir que ademais introdúcese auga cando chove por un portalón negro e mesmo ten derivado nunha situación de posible invasión de pulgas na devandita zona xa fumigada pola Xunta de Galicia)”  y también añade que “o almacén na planta superior, tampouco é moito mellor e en todo o xulgado existen varios obstáculos nos corredores para o normal desempeño das actividades do persoal destinado nestes xulgados”.

Desde el Alternativas-Cut inciden en que “é especialmente preocupante o particular referido ás pezas de convicción: Obxectos punzantes e cortantes de dubidosa procedencia, material inflamable, bicicletas e toda clase de obxectos de diverso tamaño que non teñen un lugar específico para a súa clasificación e almacenamento polo que se encontran distribuidos “por onde se pode” como calabozos, corredores, soto, entrada garaxes, corredores dos arquivos”. En este sentido, advierten que “en moitos casos formando pilas de considerable altura co conseguinte risco de cortes, picadas, caídas por tropezóns, que se caian as caixas amoreadas enriba dos traballadores. Así como un impedimento para a evacuación do edificio no caso de emerxencia”.

Los sindicatos judiciales aseguran que el “caos” en Vilagarcía sigue, pese a las denuncias