La diferencia en las áreas castiga de nuevo a un muy buen Ribadumia

El canterano Cris saltó al campo en los últimos minutos al igual que el juvenil Róber | cd ribadumia
|

De nuevo la pegada marcó la diferencia en la derrota del Ribadumia ayer en Calabagueiros ante un Barco que encarriló la victoria con dos goles en el primer cuarto de hora. El equipo de Luis Carro jugó a gran nivel en la primera parte, pese a verse por debajo en el marcador, pero le faltó plasmar con goles su superioridad en el juego. Mediada la segunda, tras la expulsión de Eloy en un penalti que pararía Pazos, el partido quedó sentenciado.

Iban solo dos minutos de juego cuando Antonio Vera enganchó una volea que tocó en un defensa y entró por la escuadra de la portería de Roberto Pazos. Diez minutos después en su segunda llegada los locales volvieron a hacer bingo. Centró Vera y Pazos no logró atrapar, dejando un balón suelto que aprovechó Juanito Bazo. A partir de ahí el Ribadumia jugó con personalidad, manejando con criterio la pelota y generando bastantes ocasiones, pero sin puntería. Un remate cruzado de Hugo Soto, una doble en un remate de cabeza de Charles que despeja el portero que salva en segunda instancia en la línea de gol, otra de Fandiño en el punto de penalti que remata mordido, fueron las ocasiones más claras de un Ribadumia que le quitó el balón a un aspirante al ascenso pero fue inferior en las áreas.

Ya en la segunda parte no salieron tan dominadores los visitantes, pero cuando Luis Carro preparaba ajustes a través de los cambios se produjo el penalti por mano de Eloy, que vio la segunda amarilla en esa acción. El defensa aurinegro había sido amonestado en la primera por protestar. Aunque Roberto Pazos adivinó el lanzamiento de David Álvarez y lo detuvo, el Ribadumia ya con diez en un campo tan amplio fue incapaz de dominar a un Barco que pasó a defenderse con el balón. En los últimos minutos saltaron al campo los canteranos Cristian y el juvenil Róber.

El Ribadumia se queda con 8 puntos en la tabla en la zona media baja y empezará a preparar las intensas semanas que le esperan a partir del próximo sábado, cuando afrontará cinco partidos en apenas quince días, incluyendo la eliminatoria de la primera ronda de la Copa del Rey ante el Cádiz en A Senra, que será el jueves día 17 a partir de las 19 horas.

La diferencia en las áreas castiga de nuevo a un muy buen Ribadumia