Los operarios retiran 34 toneladas de basura del botellón previo al Auga

gs
|

La imagen que ofrecía ayer, 24 horas después de la fiesta, la zona portuaria, generó multitud de críticas entre viandantes, tanto en el boca a boca como en las redes sociales. Un fallo de coordinación, según explicaron los organizadores de la fiesta H2O, que se celebró en la TIR, fue el responsable de que la explanada situada frente al mar ofreciese un dantesco panorama.
Y es que hasta después del mediodía de ayer no comenzó la limpieza del recinto. El personal del evento se encargó de recoger la basura y echarla en los contenedores que el Concello dispuso en la zona. El concejal, Lino Mouriño, reconoce que la suciedad le produjo “rabia” durante la tarde del miércoles, cuando muchos de los restos de la fiesta privada acabaron en el Miguel Hernández debido al viento. Tras el enfado inicial, Mouriño veía ayer la cuestión con otra perspectiva y aseguraba que era una “anécdota” a la que no debería darse “más importancia”. El edil reconoció que la limpieza de dicha zona corresponde al Concello,  según el acuerdo con el Puerto, pero al no retirar hasta ayer las vallas que delimitaron la zona los operarios no podían acceder, por lo que “entendimos que ía limpar o organizador do evento”.
Críticas
Sin embargo, la falta de limpieza de la zona 24 horas después de la Festa da Auga generó diversas críticas, una de ellas llegadas desde Por unha Marea na Vila, que reclama responsabilidades tanto al Concello como al Puerto. “Parece entón que unha vez máis estamos diante dunha das leas políticas as que tanto PSOE como PP nos teñen acostumadas”, aseguran desde el conglomerado de fuerzas políticas, que reclama que tanto Ravella como la Autoridad Portuaria expliquen “a xestión deste permiso así como a quen correspondería o servizo de limpeza” pero también las condiciones en las que se concedió la licencia y cuanto “significou para as arcas públicas, ben foran ingresos ou gastos”.
Para Por unha Marea na Vila la situación es “máis grave cando o goberno municipal coñece de primeria man o estado no que queda esta zona do concello e non actúa ao respecto”. Ravella se puso ayer en contacto con los promotores del evento para requerirles que realizasen la limpieza, lo cual hicieron a partir del mediodía.
Más concentrada
Mouriño destacó que la basura se encontraba más concentrada que otros años, por lo que su retirada fue más fácil. Según los datos facilitados por el Concello, se retiraron un total de 34 toneladas de desperdicios, entre los que destacan cuatro mil kilos de vidrio. Supone dos toneladas más que el año anterior. Mouriño mostró su agradecimiento a los trabajadores municipales y de Cespa por el “inmenso esforzo” realizado, ya que tuvieron que duplicar turnos. “A verdade é que fan un traballo titánico nestas datas e non só na Festa da Auga. É un sobre esforzo que se prolonga durante todo o periodo de festas” dijo Mouriño, que recordó la concentración de eventos de este fin de semana. l

Los operarios retiran 34 toneladas de basura del botellón previo al Auga