Planas reivindica un acuerdo del Brexit que Feijóo considera preocupante

Luis Planas conversa con Alberto Núñez Feijóo ante la catedral de Santiago | lavandeira jr (efe)
|

“Grata y productiva”. Así han coincidido en resumir el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, y el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, la reunión mantenida por ambos y sus respectivos equipos en las dependencias de la Administración gallega en Santiago.

Tras este encuentro, que giró en torno a la política y a los fondos comunitarios, los dos mandatarios comparecieron conjuntamente en una rueda de prensa en la que la salida del Reino Unido de la Unión Europea y sus consecuencias en la pesca fue el principal motivo de discrepancia.

Y es que, después de las duras críticas vertidas en las últimas semanas por parte de la Xunta hacia el acuerdo del Brexit, Planas reivindicó que la negociación capitaneada por la Comisión,

pero en la que él participó junto a otros siete ministros, fue “compleja” y “dura”.

 

Preocupación en el sector

Según sus palabras, su Ministerio intentó “limitar la afectación” a la “presencia” de la flota española en las aguas británicas. Así, aunque admitió que el sector está “preocupado” por su presente y su futuro tras el acuerdo, consideró “muy significativo” el hecho de que se hayan eliminado aranceles en la introducción de productos del Reino Unido al mercado comunitario.

Sin embargo, Feijóo no dudó en tachar de “preocupante” el pacto del Brexit y en resaltar la “buena negociación” que consiguieron concluir los británicos: “La pesca ha sido la última parte del divorcio y cuando se deja algo para el final es porque una parte tiene mucho interés en eso”.

De hecho, el acuerdo de salida de la Unión Europea cede al Reino Unido el 25% de las cuotas de pesca, que se deben negociar en 2026, además de la introducción en el mercado comunitario de sus productos sin aranceles.

Al respecto, relató el presidente de la Xunta, el ministro dijo en su reunión: “Oye, puede ser peor”. “Es verdad, puede ser peor, sin duda”, reconoció Feijóo, aunque no ocultó su descontento con el resultado de las negociaciones.

No en vano, la Xunta buscará “conocer la letra pequeña” y prevé elaborar dos informes, relativos al impacto que tendrá en la actividad extractiva y en las situaciones jurídicas del sector, para enviarlos no solo al Ministerio, sino también a la Comisión y al Parlamento europeo.

Tras recordar al ministro las consecuencias que ya tuvo la entrada de España en la Unión en 1986, el presidente gallego le ha agradecido que en las negociaciones que quedan tanto con el Reino Unido como en el seno de la UE tenga a Galicia como consultora, “y a ser posible, como asesora”. “Porque nos jugamos muchas cosas y tenemos una capacidad de pesca muy potente”, dijo.

Luis Planas, por su parte, mostró su convencimiento en que el sector pesquero de España y de Galicia “tienen un presente y un futuro” a pesar del Brexit, que supuso un proceso “institucional, económica y políticamente traumático” del que todavía “queda mucho por delante".

Planas reivindica un acuerdo del Brexit que Feijóo considera preocupante