Meaño destina 18.000 euros a un sistema para reducir el peligroso radón en los locales municipales

El alcalde, Carlos Viéitez, ante el sistema instalado ya en los locales de la banda |
|

El Concello de Meaño ha invertido 18.000 euros en un innovador sistema de ventilación para reducir los niveles de radón por debajo de las recomendaciones europeas en instalaciones municipales donde se detectaron concentraciones peligrosas de este gas. De este modo, se convierte en el “primeiro concello galego en adaptar os seus edificios para frear” esta contaminación, explicó el alcalde, Carlos Viéitez.

Este gas natural emana de la tierra y supone una preocupación generalizada en toda Galicia porque es, tras el tabaco, la causa más importante de cáncer de pulmón y su presencia tiene una alta incidencia en la comunidad. Únicamente se puede combatir con soluciones constructivas y de ventilación. Por ello, el Concello “non dubidou en investir en saúde” cuando se detectaron niveles superiores a los recomendados en los locales de ensayo de la Banda de la Unión Musical, que suman una superficie de 200 metros cuadrados, y en la planta baja del Consistorio. En los primeros ya está instalado.

 

Detector automático

El regidor explicó que es el sistema sencillo y funciona de forma preventiva con un detector automático que activa el circuito de ventilación cuando se superan los niveles recomendables, permitiendo diluir las concentraciones de gas. Además, tiene un recuperador que permite conservar el calor y registra un historial de mediciones que “permite á administración avaliar os picos con maior incidencia”. De los trabajos se ha encargado la empresa Radospain, con su técnico Héctor Rodríguez Solano al frente.

El especialista indicó que, por su experiencia, a pesar de ser un problema generalizado “os alcaldes evitan afrontalo” y “destinan os orzamentos a cuestións de maior lucimento”. A este respecto, el regidor meañés aseguró que actuaron de “xeito inmediato porque a saúde dos veciños é unha cuestión prioritaria”, así como hace unos días se concentraron con oposición y vecinos por la situación de la sanidad, aunque en este caso “non podemos facer máis que insistir e recordarlle á Xunta a súa obriga”, se lamentó. Para ser más gráfico, el primer edil usó como ejemplo la estrella del alumbrado navideño: “O Corazón do Salnés non so brilla no Nadal, tamén ten que latexar san”.

Meaño destina 18.000 euros a un sistema para reducir el peligroso radón en los locales municipales