¿Sabes cómo sacarle el máximo partido al alojamiento web?

el mejor VPS
|

Cuando se trata de beneficiarnos de todo lo que nos puede ofrecer la red, son muchas las cuestiones que tenemos que tener en cuenta y que van más allá de los conocimientos que podemos tener como usuarios. Especialmente en los casos en los que tenemos una página web donde no solo es importante cuidar aspectos como el diseño, la navegabilidad, la funcionalidad o el posicionamiento SEO sino donde es fundamental contar con un buen alojamiento web. Sobre todo si tenemos un negocio o un blog en Internet con el que queremos dar un servicio a los usuarios o albergar todo el material que queramos compartir con el resto como por ejemplo vídeos, imágenes, archivos, etc.

De hecho, el hosting (o alojamiento web) es uno de los grandes desconocidos para la mayoría de las personas que usan Internet. En parte debido a que no tiene tanta publicidad como el resto de elementos que hemos señalado antes (en especial el diseño web y el posicionamiento SEO de los que tanto oímos hablar cada día). Y en parte debido a que el alojamiento web es una de esas cuestiones de las que no deberíamos de darnos cuenta como usuarios, sino todo lo contrario. Al fin y al cabo, una buena página web que cuente con un buen servicio de hosting será una página web cómoda de navegar, que sea rápida cargando, que pueda albergar una cantidad considerable de contenidos y, en definitiva, que sea atractiva para los usuarios.

Sin embargo, y a pesar de lo que acabamos de decir sobre la importancia del alojamiento web, a la hora de contratar un servicio de hosting son muchas las dudas que nos pueden surgir. No solo por el hecho de que nos encontramos con diversos tipos de alojamiento, como las opciones gratuitas, las opciones compartidas o incluso los servidores virtuales privados (una de las mejores opciones para las webs que tienen una gran cantidad de visitas) sino porque muchas veces no sabemos cuál es el mejor servicio de hosting o el mejor VPS para nuestras necesidades.

En ese sentido, muchas personas que comienzan un blog o un negocio por Internet prefieren utilizar los servicios de alojamiento web gratuitos, con los que si bien es cierto que ahorraremos dinero al no tener que contratar los servicios profesionales, es más que probable que sea una opción bastante limitada si tenemos un volumen de visitas medio o si necesitamos albergar muchos archivos. O bien hay muchas personas que recurren al alojamiento compartido. Un servicio económico con el que también podremos reducir costes pero que tendrá un rendimiento bastante peor que otras opciones. Entre otros motivos, por el hecho de que estaremos compartiendo ese mismo servidor con muchos otros usuarios (a veces, miles de ellos), lo que también se traducirá en una peor seguridad en Internet y en un peor servicio en lo que a los recursos y la estabilidad del alojamiento se refiere.

Por ese motivo, no nos debería de extrañar que cada vez más personas recurran a los servidores virtuales privados con los que no solo podremos disfrutar de numerosas opciones a nuestra disposición para que se adapten a nuestra página web en todo momento sino con los que tendremos toda una serie de ventajas añadidas. Sobre todo si tenemos en cuenta que este tipo de servidores funcionan de forma independiente, a pesar de que formen parte de un único servidor físico, con lo que tendremos todas las funcionalidades y los beneficios que nos aportaría un servidor físico.

¿Qué tengo que tener en cuenta a la hora de contratar un servicio de VPS?

Por último, además de las ventajas de este tipo de servidores privados que ya hemos mencionado, no podíamos olvidarnos de hablar de algunas cuestiones que debemos tener en cuenta antes de contratar este tipo de servicios si queremos sacarle el máximo partido.

De esta manera, tener un buen VPS optimizado nos permitirá alojar diferentes proyectos en una misma página web sin tener que preocuparnos de que sea capaz o no de hacer frente al número de usuarios que visiten esa web (una de las cuestiones que comentábamos al principio sobre la importancia del hosting en Internet). Siempre y cuando contratemos un servicio adaptado a ese número de visitantes.

Además de todo eso, es aconsejable contratar los servicios de empresas nacionales, no solo para entender mejor la configuración del servidor sino para facilitar las tareas de mantenimiento así como las posibles dudas que puedan surgirnos. De lo contrario, puede ser difícil que entendamos qué está pasando con nuestra web si nos atienden desde el extranjero. Sobre todo sabiendo que cada vez son más las empresas de España que nos ofrecen este tipo de servicios con la mejor relación calidad-precio.

¿Sabes cómo sacarle el máximo partido al alojamiento web?