El virus llega al Concello de Moraña, con el alcalde confinado y las oficinas cerradas

El alcalde de Moraña, José Cela, durante la celebración de un Pleno | gonzalo salgado
|

El virus continúa al alza en Moraña y uno de los afectados es el alcalde, José Cela, que permanece en cuarentena domiciliaria debido al contacto con un trabajador afectado. No tiene, por el momento, síntomas, pero la precaución y el protocolo establecido lo obligan a quedarse en casa. También por este motivo, las oficinas de la Casa Consistorial permanecerán cerradas al público y cualquier trámite de carácter urgente debe concertarse a través del teléfono 986 553 005.

El municipio cuenta ya con 37 positivos, cinco más que durante la jornada del jueves, y hace unos días despidió a un matrimonio octogenario. Ambos fallecieron de coronavirus con unas horas de diferencia. En la comarca de Ulla- Umia sigue siendo muy preocupante la evolución epidemiológica en Valga, con 130 casos, nueve más que en la jornada anterior, y una incidencia acumulada que supera los dos mil casos por cada cien mil habitantes. En el caso de Cesures, también con una incidencia acumulada muy alta, notó ayer cierta mejoría con un descenso de ocho casos que dejan un total de 76 positivos en el municipio. En el resto de la comarca la situación es menos preocupante. En Caldas sube ligeramente, con un caso más y un total de 67, y Cuntis y Catoira reducen en dos sus positivos, sumando 31 y 29 respectivamente.

En la comarca de O Salnés la mayor subida se registra en Sanxenxo, con once nuevos positivos y un total de 75; mientras que Meis y Cambados suman dos casos cada uno y tienen 39 y 31.  El gobierno meisino pide a sus vecinos precaución de cara a este fin de semana. Bajan en el resto de localidades, siendo el descenso más grande el de Vilagarcía, que con cuatro positivos menos tiene 144. Ribadumia y Meaño bajan en tres y tienen 11 y 13 y A Illa registra 28 vecinos contagiados, uno menos que durante la jornada anterior.

Los hospitales del área son otro punto de atención, con un incremento constante de pacientes. Ya son 83 los ingresados en planta, nueve más que el jueves, de los cuales 8 están en el Hospital do Salnés. Además, la UCI tiene catorce pacientes covid, a los que hay que sumar aquellos que superaron el virus pero siguen afectados por las secuelas. 

En el conjunto del área son 1.485 los casos activos, 111 más que en la jornada anterior, tras producirse 159 contagios y superar el virus 48 personas.

En la de Santiago-O Barbanza las cifras de ocupación hospitalaria también son muy elevadas, con 114 en planta y 28 en Cuidados Intensivos. Además, durante la jornada de ayer falleció un hombre de 74 años que se encontraba ingresados en el CHOP y otro de 65 que estaba en el Clínico de Santiago. Según el Sergas, ambos tenían patologías previas. Por otro lado, ayer falleció por Covid-19 una mujer de 82 años, natural de Porto do Son y que luego vivió en Noia, que estaba ingresada en la residencia DomusVi de Ribeira, y que se ha covertido en la novena víctima mortal de este brote.

Varios cribados
Según la Consellería de Política Social, el número actual de positivos relacionados con el geriátrico ribeirense es de 64 usuarios y 21 empleados, aunque al menos tres de estos últimos lograron negativizar el virus y regresar a sus puestos de trabajo. El área sanitaria de Santiago-O Barbanza informó de que en el cribado realizado en la tarde del jueves en el Hospital barbanzano a los trabajadores de comercios de A Pobra, y al que estaban citadas 174 personas, se registró un 99% de asistencia. Alta también fue la participación en el cribado a los trabajadores de Valga, con un 86 por ciento de los citados. Además, ayer por la tarde se llevó a cabo otra prueba masiva en el hospital comarcal barbanzano, que en este caso tenía como destinatarios a los miembros del club de fútbol Cidade de Ribeira, con 180 personas citadas entre directivos, jugadores y entrenadores.

En la comarca de O Barbanza los municipios experimentan un descenso de casos salvo Ribeira, que con 11 más suma 139. Boiro tiene 58 y 5 menos y Rianxo y A Pobra reducen en tres y tienen 39 y 29 respectivamente. Mientras tanto, se continúa con el plan de vacunación para frenar el virus y mermar su incidencia entre los más vulnerables. En la residencia de mayores de A Pobra fueron 29 los usuarios y 22 los trabajadores los que el jueves recibieron la segunda dosis de la vacuna.

El virus llega al Concello de Moraña, con el alcalde confinado y las oficinas cerradas