Elevan a 700.000 euros el pago al trabajador del circuito de motos que quedó en silla de ruedas

15 abril 2016 A Coruña.- Medio centenar de personas, convocadas por la plataforma Queremos Galego, se concentraron ayer ante la sede del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) en A Coruña para protestar contra la última sente
|

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ha fijado en 706.491 euros la indemnización que deberá recibir un trabajador de un circuito de motos de Sanxenxo que, debido a un accidente en una carrera en 2009, sufrió importantes secuelas que le provocaron su dependencia de una silla de ruedas. La indemnización deberán abonarla París Dakart Área Recreativa S.A., la Asociación Moto Club París Dakart, la Federación Galega de Motociclismo y AIG Europe Limited.

Los magistrados revocan en parte el fallo de primera instancia del Juzgado de lo Social 1 de Pontevedra, condenando ahora a las entidades a indemnizar al perjudicado, de forma conjunta, con 706.491 euros, importe que sustituye los 365.108 euros fijados inicialmente por el órgano judicial a quo. Respecto a la madre del afectado, la Sala ha decretado que deberá recibir 130.000 euros, en compensación por el daño moral derivado del vínculo con su hijo y los cuidados que le dispensa.

En septiembre de 2009

El accidente tuvo lugar el 20 de septiembre de 2009, durante los entrenamientos previos al XXVII Campeonato Gallego de Scooters y Minimotos, en el circuito e instalaciones de la empresa París Dakart Área Recreativa. Uno de los pilotos perdió el control a la salida de una curva, cayó al suelo con la moto y se arrastró deslizándose por la pista hasta alcanzar las protecciones plásticas que se encontraban en la zona de acceso. Detrás de estas se encontraban el comisario técnico de la carrera y el demandante, cuya función era la de mover esas barreras para dar acceso a las motos a la pista o, desde ella, a los boxes. Debido al golpe de la moto, las protecciones cayeron sobre el demandante —que entonces tenía 38 años— y el comisario técnico y les ocasionaron lesiones. El afectado, que fue declarado en situación de gran invalidez, sufrió graves secuelas que le obligan a depender de una silla de ruedas, tales como tetraparesia y el deterioro de las funciones cerebrales en grado moderado, con afectación de la memoria, la atención y el funcionamiento ejecutivo.

Mayor indemnización

La Sala de lo Social entiende que la magistrada de primera instancia no tuvo en cuenta determinados factores para aplicar el baremo que determina las indemnizaciones, que para el TSXG suman 706.491 euros. Argumenta el tribunal que la separación del baremo por parte de la jueza no está justificada y que la sentencia ahora parcialmente revocada “no articula suficientemente la valoración de las diferentes secuelas separadamente”. l

Elevan a 700.000 euros el pago al trabajador del circuito de motos que quedó en silla de ruedas