La ansiada victoria se resiste

Róber avanza por la banda derecha perseguido por Iano en una acción del partido de ayer en Santa Mariña sin público | juan carlos acha
|

El Arosa cosechó su quinto empate consecutivo ayer en Redondela en un partido en el que se puso dos veces por delante y volvió a desaprovechar claras ocasiones en el último cuarto de hora para hacer el 3-2. Pedro Beda de penalti adelantó a los visitantes al cuarto de hora, Comis igualó de cabeza al tercio del partido y antes del descanso Julio Rey marcó el 1-2. En la segunda parte el Choco dio un paso adelante, manejó más balón en campo contrario y el Arosa encontró espacios para sentenciar a la contra. Perdonó en varias ocasiones y los locales igualaron por mediación de Óscar Gil mediado el segundo tiempo. El Arosa se volcó en el último cuarto de hora y generó hasta cuatro ocasiones muy claras, pero le faltó puntería y suerte de nuevo, por lo que aunque mantiene la segunda plaza está a tres puntos por detrás ahora del líder Arenteiro, al que visitará el miércoles.


El equipo de Rafa Sáez no hizo su mejor partido en cuanto a juego con balón, ante un rival que lo maneja muy bien. Pero el Arosa siempre estuvo en disposición de ganar, por su ventaja en el marcador y por sus ocasiones clarísimas. No está teniendo fortuna y eso explica la racha de empates. Aunque el de ayer fue ante uno de los dos únicos rivales que le ganó este curso y en un campo donde no ha ganado ningún forastero.


El partido estuvo marcado por el viento, que el Arosa tuvo en contra en la primera parte y que condicionó bastantes acciones del juego. El Arosa salió dispuesto a mandar, desplegándose en campo contrario. Pero la primera ocasión clara la tuvieron los locales, con un pase en profundidad por abajo desde campo propio sobre la carrera entre centrales hacia Davicín, que en el mano a mano ante Cobo no pudo superarlo, ya que el portero catalán aguantó bien y le quitó el balón en su intento de finta. Del posible 1-0 se pasó al 0-1 solo unos instantes después. El Arosa llegó por banda izquierda, Kilian recibió en el vértice del área, pisó el balón en su regate y Guille le derribó. El árbitro decretó penalti pese a las protestas locales. Pedro Beda puso por delante al Arosa al engañar a Cortegoso desde los once metros.


Tras el 0-1 el Choco pasó a llevar más la iniciativa, aunque si conseguir meter al Arosa en su área salvo con los envíos al espacio a los dos delanteros móviles Óscar Gil y el incombustible Davicín. A la media hora de juego el Choco empató en una muy buena jugada. Óscar Gil puso un centro medido con la izquierda desde la derecha que cabeceó picado en el segundo palo Comis. El partido se mantuvo equilibrado en el juego y el marcador hasta que antes del descanso el Arosa se puso por delante aprovechando una indecisión de la zaga choqueira. Fue en un balón largo y bombeado que no midió bien Yago Vázquez, lastrado por el viento. Pedro Beda le ganó la posición, se hizo con el esférico y dentro del área dejó para que Julio Rey marcase con la derecha el 1-2. Su primer gol en liga, celebrado con rabia por el capitán.


Segunda parte

El partido en la segunda parte arrancó con un disparo desde la frontal de Mon al que respondió con una estirada abajo Cortegoso, que salvó a su equipo en varias ocasiones. Tuvo otra clara en una contra el equipo de Vilagarcía. La jugada nació en Kilian en banda izquierda y acabó rematando dentro del área Coti. Salvó Cortegoso con otra gran mano abajo en el minuto 61. En un saque de esquina tuvo otra clara el equipo visitante. Lanzó Mon desde la derecha y remató totalmente solo en el segundo palo de cabeza Javi Fontán, pero el balón no cogió portería. El Arosa aún tuvo otra para hacer el 1-3, en un balón en profundidad sobre Pedro Beda, al que se le escapó el último control. De la posible sentencia se pasó al empate mediada la segunda parte. En un centro desde la derecha que tocó Cobo, el balón quedó suelto en el área y Comis dejó para que marcase desde el punto de penalti Óscar Gil. Aunque las ocasiones más claras habían sido visitantes, el partido premiaba con el tanto del nieto de Xil Ríos la iniciativa en el juego y los riesgos asumidos por el conjunto de Gonza Fernández.


El Choco no se frenó tras el empate, siguió jugando con mucha gente en campo contrario, juntando pases y dejando espacios en defensa que permitieron al Arosa seguir desplegándose a la contra. Una de ellas llevada por Julio en la izquierda acabó con un derechazo desviado de Pedro García. En el último cuarto de hora el Arosa subió enteros y el Choco tuvo que ir refrescando el equipo para resistir y limitar sus opciones en las contras. Apretó el Arosa, que tuvo hasta cuatro ocasiones para ganar.


En el minuto 78 la primera a balón parado, en una falta lanzada por Beda que no pudo atrapar Cortegoso y que cabeceó por encima del larguero Campillo en una posición inmejorable dentro del área. Otra muy clara fue la de Pedro García en una falta lateral que acabó rematando Javi Fontán. El Arosa se volcó en busca de la victoria y Kilian tuvo su oportunidad en el minuto 82, pero a los arlequinados se le resistió el gol. Los visitantes pidieron penalti a la salida de un córner en un claro agarrón sobre Ross en el primer palo que el árbitro santiagués no consideró punible. En el 90 el Arosa tuvo la última muy clara para ganar, en una acción de saque de banda que acabó con un remate de Fontán sorterando la salida del meta Cortegoso y que Iano salvó prácticamente sobre la línea de gol.


Al final el Arosa no pudo lograr el tanto del triunfo y mantiene su racha de empates que le ralentiza en la clasificación. Sin demasiado tiempo para lamentarse, el miércoles visitará en Barbantes al Arenteiro con el primer puesto en juego Toca seguir remando en busca del premio deseado.

La ansiada victoria se resiste