Un estudio en el Hospital revela que los partos en agua no tienen un aumento relevante de riesgos

Fachada del Hospital do Salnés, donde se llevó a cabo el estudio | g, salgado

Una estudio realizado en el Hospital do Salnés concluye que los partos en agua no están asociados a un “aumento significativo de resultados adversos” ni para la madre ni para el bebé.


La tesis “Nacemento baixo a auga”, realizada por Susana Iglesias, matrona en el centro de Ande, y dirigida por María Reyes Pérez, de la Universidad de Vigo, llevó a cabo un estudio observacional de 1.191 nacimientos.


Parte de la premisa de que “nos embarazos de baixo risco, a inmersión en auga quente durante a dilatación considérase unha opción eficaz, apoiada por estudos deboa calidade. En cambio, o nacemento en auga conta con menos evidencia científica e discútese a súa seguridade”.


Iglesias centró su investigación en el estudio del impacto que pueda tener el parto en agua en la salud de la madre y del bebé y, en concreto, si la prevalencia del ingreso del neonato en la UCI se relaciona con este tipo de parto.


Para ello, se comparó el traslado a UCI, y una serie de indicadores de seguridad perinatal, en tres grupos: Mujeres que parieron en agua; mujeres que solo usaron la inmersión en agua durante la dilatación y mujeres que no la usaron en ningún momento de su parto. El trabajo se centró en nacimientos ocurridos entre 2009 y 2018, de los que 404 fueron partos convencionales; 390 en el agua, y 397 en el grupo de inmersión durante la dilatación. “Os resultados amosan que non houbo diferencias entre os tres grupos na necesidade de traslado do neonato á UCI”, con una tasa muy baja, y que en los partos con agua fue menos necesaria la sedación.

Un estudio en el Hospital revela que los partos en agua no tienen un aumento relevante de riesgos

Te puede interesar