Un enrabietado Ribadumia recibe sin complejos al filial del Depor

Copia de Diario de Arousa-2015-03-01-053-d0e5d293
|

El filial del Depor llega hoy a A Senra. Partido especial para los ribadumienses por la entidad del adversario pero sobre todo porque de ganar volverían a dar un golpe encima de la mesa –ya van unos cuantos– y se meterían de nuevo entre los cuatro primeros, lo que a estas alturas de temporada es un auténtico éxito de un equipo recién ascendido cuyo objetivo inicial no podía ser otro que la permanencia. Objetivo que ellos mismos han variado con su rendimiento. Ahora ven cerca la posibilidad de pelear por la fase de ascenso y quieren hacerlo hasta el final. Pero una derrota hoy les podría alejar, al menos del propio Depor B, del que quedarían a seis puntos más el golaverage (en Abegondo el resultado fuera de 1-1).

El Ribadumia viene de sufrir una auténtico encerrona en Ribadeo, donde se vio obligado a jugar pese al pésimo estado del campo y solo tres días después fue suspendido el encuentro que el Ribadeo tenía pendiente con el Cerceda. Una situación que na enrabietado al equipo, que hoy saldrá a por todas. No le queda otra ante un rival con mucho talento y con jugadores especialmente desequilibrantes, como Remeseiro o Cardoso.

Gabi Leis ha convocado a todos los disponibles, como hace siempre en los partidos de casa. Y los disponibles son todos menos Fran Matos, cuyo regreso parece estar cerca. Pacheco está recuperado y el que ofrece más dudas es Sidibé, que sufre un golpe en una rodilla que podría impedirle jugar.

En el bando herculino causan baja el delantero titular Dani Iglesias, el lateral izquierdo Jorge y también el central Quique Fornos y el mediapunta Pancho, ambos citados en esta ocasión por el equipo juvenil.

Un enrabietado Ribadumia recibe sin complejos al filial del Depor