La madre de Asunta se muestra “desolada” tras conocerse el retraso del juicio hasta septiembre

|

El retraso hasta septiembre de la vista oral en la que se juzgará el crimen de Asunta por el número insuficiente de miembros del jurado llevó ayer a la constitución de otro sorteo y, durante esta jornada, trascendió que la madre de la menor se encuentra “fatal” por el aplazamiento de este juicio.

El penalista José Luis Gutiérrez Aranguren, que se encarga de la representación legal de la madre de esta niña, Rosario Porto, acusada de su muerte violenta junto al padre de la menor, el periodista Alfonso Basterra, subrayó que su patrocinada está desolada por tal circunstancia.

Según sus palabras, está desesperada, puesto que después de la “tensión” vivida durante “todos estos meses”, el caso estaba a punto de “ver la luz” y al final “otra vez vuelta atrás todo”.

La vista oral, que iba a celebrarse el próximo martes, tuvo que ser pospuesta, y la razón es que no hubo en una fase inicial un “número suficiente” de miembros del jurado.

La sección sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña ya ha fijado nueva fecha para el comienzo del juicio por la muerte de esta pequeña, el próximo 29 de septiembre, día en que se procederá a la selección definitiva del jurado, por lo que las declaraciones comenzarán el día 30. El letrado de la madre de Asunta insistió en que no sabe si las personas seleccionadas ayer serán validas, ya que solo tuvo constancia de los nombres y “yo no sé quiénes son las personas que salieron como candidatas”, por lo que adelantó que volverá a hacer las preguntas oportunas para ver “si son recusables” de nuevo.

opinión formada

El abogado de Rosario Porto recordó que de los anteriores elegidos, la mayoría tenían “una opinión formada sobre la culpabilidad”, y así lo respondieron en el cuestionario que deben rellenar. Otros, en cambio, no cubrieron ese punto en el cuestionario, pero al preguntárseles el motivo, todos menos uno, que se había olvidado, señalaron que sí tenía una opinión formada.

“Emplazaban a la defensa a hacerlo demasiado bien si querían tener la posibilidad de cambiar su opinión inicial”, relató Gutiérrez Aranguren sobre un planteamiento que considera “una aberración”.

Para el letrado, se trata en efecto de una “aberración”, puesto que esa condición consiste en “descargar la carga de la prueba” en la defensa, algo que no debe ser así, recordó, porque, “a pesar de todo lo que pueda parecer”, los acusados acuden al juicio como inocentes, y lo que se debe demostrar en dicho juicio es su culpabilidad. n

La madre de Asunta se muestra “desolada” tras conocerse el retraso del juicio hasta septiembre