Luis Carro reconoce que los dos aplazados del Ribadumia esta semana “ya son finales”

El equipo de Luis Carro recibe mañana al Atios | j.l.o.
|

El Ribadumia encajó el sábado en O Couto su quinta derrota consecutiva en liga que, unido a las victorias de rivales directos en la pelea por la permanencia en el subgrupo 1B de Tercera, le deja en una situación delicada en la tabla. Por eso el partido aplazado que mañana mide en A Senra (20 horas) al Ribadumia (9º con 15 puntos) y al Atios (9º con 19 puntos) es considerado por el técnico Luis Carro como “una final”. El mismo calificativo que utiliza para el otro encuentro pendiente que el domingo disputará su equipo en el campo del Estradense (10º con 18 puntos). El Ribadumia se jugará en cinco días muchas de sus opciones de llegar al último mes de competición con posibilidades de acabar entre los seis primeros y asegurar así la permanencia antes de la segunda fase. El problema al que se enfrenta al equipo en estos momento es el aspecto mental provocado por el bache de resultados. “No somos capaces de cambiar la dinámica y nos está afectando bastante”. Algo que influye directamente en el juego, según su entrenador. “Estamos perdiendo atrevimiento, soltura y valentía. Somos un equipo con miedo a perder y eso es terrible”, comenta con preocupación Carro.


Por encima de cualquier aspecto futbolístico, al Ribadumia le urge un resultado positivo que le devuelva la confianza. Hacerlo esta semana ante Atios y Estradense tiene valor doble, al tratarse de rivales directos con los que también entra en juego el golaverage. Mañana miércoles también se disputan otros partidos aplazados del grupo: Barco-Ourense y Pontellas - Alondras. Mientras que el domingo la clasificación se pondrá ya al día con el resto de partidos pendientes. 

Luis Carro reconoce que los dos aplazados del Ribadumia esta semana “ya son finales”