La Policía dispersa dos protestas en Países Bajos contra las restricciones

La policía vigila las restricciones en Amsterdam | EFE
|

La Policía neerlandesa dispersó este domingo dos protestas en Países Bajos contra las restricciones aplicadas por la pandemia, una en la ciudad frisia de Leeuwarden y otra en Ámsterdam, donde la intervención policial llevó al arresto de varias personas.


Ninguna de las dos convocatorias, anunciadas por las redes sociales con el ya habitual "koffiedrinken" (quedada para tomar café, en neerlandés), etiqueta que se usa para definir las protestas contra las restricciones, había recibido autorización de las autoridades.


En Ámsterdam, unas mil personas se concentraron en la Museumplein, la céntrica plaza de la capital neerlandesa, en torno a las 14.00 hora local (13.00 GMT), y los participantes mostraron pancartas o paraguas amarillos con corazones rojos y palabras como “Pacífico”, “Verdad”, “Libre” y “Amor”.


Según la televisión NOS, una hora y media después, la Policía de la ciudad exigió por los altavoces a los manifestantes que mantuviera un metro y medio de distancia interpersonal para evitar los contagios, tal y como indican las instrucciones oficiales, pero al no atender al llamamiento, los agentes decidieron dispersar la protesta con furgones antidisturbios y policías a caballo.


En general, la intervención no fue problemática, excepto por un grupo de manifestantes que decidieron sentarse en el césped de la plaza, lo que llevó a la Policía a acercarse a ellos para exigirles que se marcharan.


En Leeuwarden, y a la misma hora que en Ámsterdam, cientos de personas se dieron cita en la plaza del Museo de Frisia, para protestar contra las restricciones, sin mascarillas ni respetando la distancia social y, según la televisión pública NOS, la manifestación había sido convocado por los negacionistas de la pandemia, antivacunas y empresarios que sufren los efectos financieros del cierre de sus negocios.


Varias personas fueron arrestadas en Ámsterdam, aunque la policía todavía no confirma una cifra exacta de detenidos.


EL FUTURO DE LAS RESTRICCIONES

Después de que el toque de queda entrara en vigor el 23 de enero, grupos de jóvenes en diferentes ciudades se amotinaron contra la policía, lo que dio lugar a violentos disturbios, saqueos, y destrucción del mobiliario público en unas protestas que se registraron durante cuatro noches consecutivas, en torno a la hora de inicio de la restricción, a las 21.00 hora local (20.00 GMT).


La medida se aplica todos los días de la semana, hasta las 4.30 (3.30 GMT).


El Gobierno neerlandés en funciones mantuvo este domingo una reunión de todo el equipo para estudiar si extiende o relaja el confinamiento y el cierre de toda la actividad no esencial a partir del 2 de marzo, que es cuando está previsto que las medidas lleguen a su fin, y mañana se reunirá con los expertos y científicos, antes de anunciar el martes sus planes.


El Instituto de Salud Pública (RIVM) detectó en las últimas 24 horas 4.720 nuevos positivos en Países Bajos, 142 más que ayer, y muy por encima de la media diaria registrada la semana pasada (3.935), mientras las playas, parques y bosques del país se vieron este fin de semana llenos de visitantes debido al buen tiempo y las altas temperaturas. 

La Policía dispersa dos protestas en Países Bajos contra las restricciones