Las escasas dotes de Federico Trillo para interpretar la realidad

|

LA desgarradora confesión de Aramís Fuster –“No soy bruja ni predigo el futuro”– conmovió a millones de españoles, que se sintieron desamparados al enterarse de que su sanadora favorita era una caradura. A la bruja Lola se le ha perdido la pista. Adelina, la meiga gallega que purificaba el espíritu da Pujol, está desaparecida desde que pasó lo que pasó en Cataluña. Rappel y Octavio Aceves se van haciendo mayores... El esoterismo patrio está de capa caída. Solo queda Federico Trillo, quien en su momento proclamó: “Gurtel es un montaje de la Policía de Rubalcaba y la Fiscalía”. ¡Menudo tino!, el montaje ha dado hasta para que le vaya a caer encima una moción de censura a Rajoy. Como Coren no le regale unos pollitos para que haga un cursillo acelerado de leer entrañas, tiene mal futuro como brujo.

 

Las escasas dotes de Federico Trillo para interpretar la realidad