Los centros de día reivindican en Galicia su papel en la pandemia

|

La asociación de centros de día de Galicia presentó esta semana un informe a los grupos parlamentarios del PP, PSOE y BNG para exponerles el impacto que está teniendo la pandemia en su actividad.

Los datos fundamentales, obtenidos a través de una serie de encuestas realizadas a todos los centros asociados, indican que el confinamiento, el cierre de los centros y las consecuencias de la pandemia han supuesto un notable descenso en el número de personas usuarias.

Concretamente, un 46,5 % de los usuarios no se pudieron reincorporar tras la reapertura de los centros por diversos motivos; un 21,5 % por fallecimiento, un 33,7 % por grave deterioro cognitivo, un 38,8 % por miedo a un contagio y un 6 % por diversos motivos.

Además, un 84 % de las familias han reconocido que padecen el llamado síndrome del burnout o del quemado, un desgaste de agotamiento mental, emocional y físico que se presenta como resultado de exigencias agobiantes, estrés crónico o insatisfacción laboral.

Según ha afirmado la Asociación de Centros de Día de Galicia en su informe, el síndrome de burnout es la consecuencia del impacto que han sufrido en su vida diaria por la necesidad de atender a sus familiares tras el cierre de los centros.

Los datos confirman el daño sufrido por el sector a todos los niveles, según han explicado a los grupos parlamentarios en diferentes reuniones privadas mantenidos con los tres grupos políticos con representación parlamentario en el Pazo do Hórreo.

Los profesionales y responsables de los Centros de Día han explicado a los parlamentarios, según ha podido confirmar Efe, el importante deterioro de la salud de los usuarios durante el confinamiento, y, a su juicio, son datos que demuestran la necesidad de apuntalar el carácter esencial de este servicio sociosanitario.

La asociación entiende que un descenso tan pronunciado en su ocupación ha obligado al cierre de algunos Centros de Día y otros soportan en la actualidad una difícil subsistencia; por otro lado, las limitaciones de aforo y las medidas que deben tomar por los obligados protocolos sanitarios existentes dificultan la posibilidad de dar nuevas altas hasta niveles extremos, según les han anunciado.

La nueva situación postconfinamiento ha supuesto que el índice de ocupación de los centros haya descendido del 86 al 61 % desde marzo de 2020 a enero de 2021.

La asociación de Centros de Día de Galicia ha subrayado a los políticos de los tres partidos que los casos de covid detectados en sus locales de negocio suponen el 0,37 % del total de usuarios, un bajo índice sobre el que hace hincapié para demostrar desde su posición que aplican las medidas sanitarias, eficazmente, lo que convierte estos emplazamientos en lugares seguros, han explicado.

Con los encuentros mantenidos con representantes políticos de los tres partidos, la asociación ha incidido a los grupos parlamentarios en la necesidad de mantener una permanente línea de colaboración entre la administración y un sector que, según han manifestado, "juega un papel fundamental como servicio esencial para el bienestar y cuidado de las personas y de sus familias". 

   Los centros de día afrontan el futuro con incertidumbre y preocupación por el deterioro de usuarios
Los centros de día reivindican en Galicia su papel en la pandemia