El público irá a A Lomba por primera vez este año

Los espectadores regresarán al estadio para arropar a su club, pero con medidas de seguridad | gonzalo salgado

El estadio vilagarciano de A Lomba abre sus puertas para la recepción de público por primera vez en lo que va de año. Será para el partido que mañana sábado disputarán el Arosa y el Rápido de Bouzas, con inicio previsto para las siete de la tarde.


La situación Covid en la localidad y la respuesta sanitaria en forma de restricciones impidieron la asistencia de espectadores durante más de dos meses en el estadio. Ahora, se abre la puerta de nuevo, aunque el aforo sigue limitado, para seguir luchando contra la propagación del coronavirus. De esta forma, se permitirá ocupar un máximo de 500 localidades.


Cambio de sistema

El sistema para determinar las plazas disponibles en las gradas será algo diferente a lo que venía realizándose en los últimos meses con público en 2020. Ahora no será necesario hacer reserva de entradas, aunque los socios del Arosa seguirán teniendo prioridad.


Así, los asociados deberán llevar su carné y mostrarlo en la entrada al estadio, al que podrán acceder hasta completar el aforo permitido. En caso de que sobrasen localidades de esas 500, se abriría también, quince minutos antes del partido, un turno para la venta a personas no socias, siempre hasta el límite de capacidad marcado.


En cuanto al encuentro, será un choque importante. Quedan solo cuatro partidos para el final de la primera fase. El Arosa recibe además a un Rápido de Bouzas que es segundo mejor equipo de la segunda vuelta y que está invicto.

El público irá a A Lomba por primera vez este año

Te puede interesar