Valoran una obra de un millón en Cabanelas para acabar con los vertidos

La reunión de ayer entre el delegado autonómico en Pontevedra y los alcaldes de ambos municipios | cedida
|

La Delegación de la Xunta en Pontevedra trasladará a Aguas de Galicia la propuesta de una obra valorada en un millón de euros para modificar el saneamiento en Cabanelas e intentar acabar así con los vertidos recurrentes al río.


El nuevo delegado, Luis López, se reunió ayer con los alcaldes de Vilanova y Ribadumia, Gonzalo Durán y David Castro, para abordar este proyecto. López consideró al término del encuentro que la propuesta tendría un plazo de ejecución “moi razoable”, unos seis meses, “e cremos que pode ser viable para evitar vertidos en Ribadumia”. Al mismo tiempo, se podría “modernizar o saneamento” en este núcleo, lo que mejoraría el servicio en los dos municipios, además de en Cambados. La población total beneficiaria, estima la Xunta, sería de unos 29.065 habitantes.


Se crearían dos nuevos kilómetros de canalizaciones para evitar el bombeo del lugar y llevar las aguas a Ribadumia


El colector de Cabanelas recoge actualmente aguas residuales domésticas e industriales. No es infrecuente que se produzcan vertidos al río. La modificación propuesta afectaría tanto al trazado de la red como a la impulsión.


Obras propuestas

Se construiría un nuevo tramo de canalizaciones de casi dos kilómetros para evitar que el caudal evite el bombeo de Barrantes, como ocurre actualmente. El objetivo será que las aguas pasen directamente a la EDAR de Ribadumia. Así, además de reduciendo la filtración de aguas limpias que colaboran en el colapso del sistema, “incrementaríase a eficiencia”, reduciendo los vertidos. También se liberaría capacidad de la depuradora de Tragove.


A sumar a otros 5,5 millones

La Xunta recordó ayer que ya tiene en marcha otras dos actuaciones más de remodelación de los sistemas de alcantarillado en Vilanova y Cambados, con una inversión de más de 5,5 millones de euros, en el marco del Plan de Saneamiento Local de la Ría de Arousa. 

Valoran una obra de un millón en Cabanelas para acabar con los vertidos