El conductor del accidente de Caleiro cuadriplicó la tasa de alcohol e intentaba eludir un control

Vista del vehículo tras derribar el muro que cayó sobre la pierna del hombre herido

La Guardia Civil ha denunciado por un delito contra la seguridad vial y otro de lesiones por imprudencia al conductor que el pasado sábado derribó el muro de una casa en Vilanova provocando graves heridas en una pierna a un hombre que estaba en la propiedad. Según fuentes del Instituto Armado, se trata de un vilanovés de 19 años, novel, que perdió el control y acabó empotrando su vehículo contra el cierre cuando cambió “bruscamente” de dirección para eludir un control de Tráfico de verificación de las medidas anti Covid. Además, arrojó un resultado de 0,66 y 0,65 miligramos de alcohol por litro de aire espirado en las pruebas practicadas, lo que supone cuadriplicar el máximo legal para conductores noveles, que es de 0,15.

El joven y su acompañante resultaron ilesos, pero una de las piedras del muro cayó sobre la pierna de un hijo del propietario de la vivienda, provocándole una grave fractura abierta en una pierna. Fue trasladado de urgencia al Hospital de Montecelo.
Al conductor se le atribuye un delito contra la seguridad vial y otro de lesiones por imprudencia y “podría enfrentarse a pena de prisión de tres a seis meses o a multa de seis a 12 meses o con la de trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días, y, en cualquier caso, con la privación del derecho a conducir vehículos a motor o ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años”, añaden desde la Guardia Civil. Los agentes dieron traslado de las diligencias instruidas al juzgado de guardia de los de Cambados.


El conductor del accidente de Caleiro cuadriplicó la tasa de alcohol e intentaba eludir un control

Te puede interesar