Las ventas de Rías Baixas cayeron un 12 % en 2020, pero sostuvo al alza la exportación

El delegado territorial de la Xunta Luis López visitó ayer la sede de la DO y se reunió con sus responsables | cedida
|

El año 2020 no ha sido el mejor para la DO Rías Baixas; la pandemia, los aranceles de Estados Unidos y la incertidumbre por el Brexit “han dificultado las operaciones de las bodegas”, reconocen desde el Consello Regulador. De hecho, las ventas fueron de 24,3 millones de litros, lo que supone una disminución del 12,25 % con respecto a 2019, aunque también lo vincula a que fue una cosecha menor. Con todo, en el último ejercicio de exportaciones ha conseguido mantenerlas al alza, con un ligero aumento, pero “el sector ve positivas las cifras porque contribuyen a paliar la caída de ventas como consecuencia del cierre de la hostelería”.


Fuentes del Consello señalaron que un total de 107 bodegas pusieron en circulación el pasado año 10.809.225 botellas por todo el mundo, concretamente 8.106.919,16 litros. “Este volumen ya representa el 33,33 % de las ventas totales del pasado ejercicio, siendo más de 70 los países que importan vinos de Rías Baixas. El valor, por su parte, ascendió a 44.133.720 euros”, añadieron. Además, a pesar de las dificultades mencionadas, la evolución de la pandemia y la supresión de aquellos aranceles en EEUU, les hace albergar “un buen futuro” para las exportaciones, que ya “se puede entrever en las cifras de los dos primeros meses de este año, con un incremento en volumen de vino verificado por el Órgano de Control y 

Certificación de un 16 %”.


Indican que en este contexto de crisis por la Covid, los impuestos americanos y la incertidumbre por el Brexit, 2020 destacó por un ligero aumento (0,90 %) del volumen de exportación y el descenso del 0,79 % en valor, cuyo precio medio por litro se situó en 5,44 euros. También que, en general, “la evolución de los principales mercados es positiva”: Estados Unidos mantiene su posición como primer destino, cuyas ventas representan el 27,37 % del total exportado. Le sigue Reino Unido, con el 26,25 % y Puerto Rico, como tercer país importador, que creció más del 30 % en volumen y valor. Además, en el top ten de mercados, sus vinos continúan ganando cuota de mercado en Irlanda, y Canadá, con crecimientos del 15 % y 40 %, respectivamente. Asimismo, el Consello destaca que también fue “un buen año” para otros destinos como Holanda, Suecia y Rusia, mientras que la crisis sanitaria “pasó factura” en Alemania y México. Y fuera de los 10 primeros, subrayó la “trayectoria de Japón”.


Las mismas fuentes indicaron que estas cifras, y ganar presencia en este año tan complicado, es posible “gracias a la apuesta continuada” y el destino de recursos por parte de las bodegas con apoyo del Consello. También añadieron que “hoy más que nunca es necesario el apoyo de todas las instituciones, ya que son numerosos los desafíos futuros”.


De hecho, ayer mismo, el delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, Luis López, se reunió con su presidente, Juan Gil de Araújo, al que agradeció el trabajo de este organismo y el “esforzo económico e profesional” de viticultores y bodegueros. También destacó la “aposta” de la Xunta por la internacionalización de la DO Rías Baixas tras destinar 3,9 millones en los últimos cuatro años.

Las ventas de Rías Baixas cayeron un 12 % en 2020, pero sostuvo al alza la exportación