Proyectan una variante entre O Saltiño y Berres para aliviar el tráfico pesado del centro de Boiro

Formoso y Romero dieron a conocer los detalles del proyecto de la variante de Boiro
|

La Diputación de A Coruña y el Ayuntamiento boirense construirán una variante que permita conectar las carreteras provinciales DP-1106, de Boiro a Cabo de Cruz, y DP-1107, de Boiro a Abanqueiro, entre los lugares de I Saltiño y Berres, para eliminar el tráfico pesado del centro de la villa boirense como uno de sus principales objetivos La apertura de este vial de 950 metros de longitud fue considerado fundamental por sus máximos responsables, Valentín González Formoso y Xosé Ramón Romero, para conectar las dos carreteras con la salida de Boiro, así como para mejorar la seguridad viaria de una conexión muy concurrida y empleada por los vecinos para sus desplazamientos.


Desde la institución provincial precisaron que para buscar una solución al problema existente se estudiaron técnicamente tres alternativas muy similares, pero que se diferencian, fundamentalmente, en la intersección con las vías provinciales. González Formoso destacó la “importancia que ten para a Deputación esta infraestrutura estratéxica que une estas dúas estradas de zonas moi poboadas de Boiro, por lo que comprometió a apoyar financieramente esta nueva infraestructura viaria. Vai a ser unha obra con certa complexidade técnica porque require de permisos e autorizacións de distintas administracións, pero é sobre todo unha inversión de futuro tendo en conta as novas bolsas de chan industrial que quere conectar o Concello”, apuntó el presidente. Por su parte, Romero indicó que se trata de una variante muy demandada por los vecinos. “É unha vía de saída a toda a industria de Cabo de Cruz para evitar que o tráfico pesado, e tamén o tráfico lixeiro, vaian ao centro urbano de Boiro”


La variante contará con una plataforma de 9 metros de ancho, con dos carriles de 3,5 metros cada uno y arcén de 1 metro. La propuesta incluye también la ejecución de un vial peatonal y un carril bici de 2,5 metros de ancho, además de una mediana que lo va a separar del carril de circulación de otros vehículos y en la que se va a colocar el alumbrado. Para la intersección de este vial con las otras carretera se estudia la opción que contempla la ejecución de glorietas en ambos casos, ayudando a una mejor regulación del tráfico rodado. El alcalde explicó que el carril bici proyectado “vén a unirse co que temos no paseo marítimo”. Romero estima que las obras empezarán a ejecutarse en este mandato, cumpliendo así uno de los principales compromisos de su Gobierno municipal. 

Proyectan una variante entre O Saltiño y Berres para aliviar el tráfico pesado del centro de Boiro