Las fuertes lluvias dejan riadas de barro desde Guillán hasta A Concha e inundaciones en zonas de Vilaxoán

El gran lodazal que se formó en Guillán y que mantuvo en vilo durante toda la noche a los vecinos llegó a la playa de A Concha a través del regato de A Tripeira | cedidas
|

Un auténtico río de barro y lodo volvió a protagonizar una noche de pesadilla para los vecinos de Guillán. Por enésima vez en tan solo unos meses las tierras procedentes de una explanada ubicada en un lugar elevado corrieron como la espuma por la carretera y se llevaron toda la tierra hacia el lavadero. De nuevo y una vez más ante la impotencia de los vecinos. La cuestión es que la riada que impedía prácticamente circular a los vehículos por el lugar y que además inundó parcelas y fincas particulares llegó a primera hora de la mañana a la playa de A Concha -en pleno centro- a través del regato de A Tripeira. Se veían así imágenes de una noche intensa de precipitaciones y de daños ocasionados por la tierra que bajaba sin control por las pistas de Guillán sin que los vecinos pudiesen, nuevamente, hacer nada.


La circulación en la Rúa Sobrán esta restituida tras limpiar los cascotes y señalizar la zona


Cabe recordar que los problemas empezaron ya a principios de este mismo año cuando los propios comuneros y los vecinos de Guillán reclamaban abiertamente que se tomasen medidas ante los arrastres de tierra provocados desde una excavación realizada, al parecer, para una plantación vitivinícola. De hecho incluso apuntan que el lodo afecta cuando hay precipitaciones fuertes a acuíferos de la zona. Desde que se hizo la obra se desviaron las canalizaciones de las aguas procedentes del monte y ahora, como en más de una ocasión han señalado los vecinos, “está todo feito un cristo”.


Guillán no fue la única zona de Vilagarcía afectada por las fuertes lluvias de tormenta caídas durante toda la noche del sábado al domingo. De hecho en Vilaxoán, en la calle del lavadero, volvió a bajar un auténtico río en apenas unos minutos de precipitaciones ante el estupor de los vecinos que no podían ni pasar con los coches por la zona.


El socavón en Sobrán

Preocupados también se quedaron los vecinos de Faxilde y, especialmente, los de la Rúa Sobrán cuando vieron que el suelo volvía a abrirse bajo sus pies solo cuatro días después de que un enorme socavón obligase a cortar la calle. Efectivos de Emerxencias supervisados por el Concello limpiaron la zona de los cascotes que se levantaron en la calzada a consecuencia, a priori, de la fuerza del agua por la canalización del agua. El lugar del nuevo socavón, a la altura del número 54, fue debidamente señalizado y en principio los turismos podrán pasar igualmente porque parece que no hay peligro de que el bache pueda ir creciendo.

Cabe recordar que el Concello prevé realizar en los próximos meses una importante y necesaria inversión en la Rúa Sobrán que no solo permitirá mejoras estéticas, sino también de servicios y de canalizaciones que son los que, dada su antigüedad, están dando más problemas. 

Las fuertes lluvias dejan riadas de barro desde Guillán hasta A Concha e inundaciones en zonas de Vilaxoán