Alegría por Pazo Baión y Cortegada y rabia por Mari Luz

Día histórico en Carril
|

Un desembarco y una puerta que se abre simbolizaron las grandes noticias que se produjeron en Arousa durante los años 2007 y 2008. Decenas de pequeñas embarcaciones llenas de vecinos de Carril realizaron un recorrido esperado durante más de tres décadas para ver como la por entonces alcaldesa de Vilagarcía, Dolores García, y el que era presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, se daban la mano frente la placa que indicaba que desde ese día, el dos de septiembre de 2007, la emblemática isla pasaría a formar parte del patrimonio arousano.


Y si la toma de Cortegada por parte del pueblo fue muy significativo para toda Arousa, no lo fue menos la apertura de la puerta de Pazo de Baión por Carmen Avendaño, la representante de las madres de la droga que tanto lucharon contra la lacra del narcotráfico y que tantas veces se concentraron ante las puertas del inmueble para enfrentarse a los grandes capos.


Otra acción popular, con menos simbolismo histórico pero que representaba una necesidad, fue la impresionante inauguración del puente de Santa Marta. La imagen era la de las autoridades, con Rafael Louzán, presidente de aquella de la Diputación al frente, seguidos por miles de personas abarrotando todo su trazado.


Fue el bienio de las infraestructuras porque Pérez Touriño fue el encargado de inaugurar la Autovía do Barbanza y tan solo unos meses después hacía lo propio con la de O Salnés, haciendo justicia así a una necesidad para la seguridad de las comunicaciones en ambas comarcas.


Y si hablamos de estrenos no nos podemos olvidar de la puesta en marcha del Intecmar, la colocación de la primera piedra de la circunvalación norte de Vilagarcía o la entrega al puerto de las llaves de la Comandancia, que tanto daría que hablar a partir de ese momento y que continúa estando de actualidad por la sede del futuro centro de salud.


En los sucesos hubo que llorar la muerte de tres personas en el paso a nivel de Campaña arrolladas por un tren y que derivó en una importante movilización social que acabó con su supresión.


La rabia de toda Arousa llegó el día en el que Jaime Maiz apretó el gatillo en el interior del cuartel de la Guardia Civil de Cambados y acabó con la vida de Mari Luz Posse, que había acudido a las dependencias del instituto armado, precisamente, para denunciar a quien se convertiría en su verdugo. El suceso causó una gran conmoción y una repulsa de tal dimensión que sigue presente en la villa cambadesa. Esta muerte fue una más de la violencia machista, como la que sufrió una mujer en Nantes, muerta a puñaladas por su marido. Y la lacra violenta no acabó ahí, porque un vecino de Portas decidió estrangular a su esposa en otro acto de terrorismo machista. Otro asesinato que causó hondo dolor en A Illa fue el del joven Cristian Willisch.

Las operaciones contra el narcotráfico continuaron durante estos años y las detenciones más llamativas fueron la de Salvador Ribadomar, conocido sindicalista en Arousa, relacionado con un alijo de hachís desde Cabo Verde. También visitó los calabozos un yerno de O Piturro al que relacionaban con 6.200 kilos de cocaína. En el plano de los ajustes de cuentas destaca la aparición del cadáver en Marruecos del vecino de Castrelo al que atribuían la muerte de los primos Feijóo.


Llamó la atención que se produjese otro incendio, ya llevaba varios, en el interior de la nave de Charpo que calcinó tres camiones, pero para fuegos que causaron temor destaca el del edificio Dorna de Vilagarcía o el que calcinó una granja avícola en Xil.


Digamos que la nota amable se produjo con la visita de los príncipes de Asturias a Vilagarcía, concretamente al centro Amencer, que desde entonces llevaría el nombre de Centro de Atención Integral Princesa Letizia.

El 2007 fue año electoral y como siempre ocurre no faltaron las sorpresas. El PSOE de Vilagarcía eligió a Enrique León como candidato y ganó los comicios, pero problemas legales sobre su elegibilidad motivaron que decidiese dar un paso a un lado y que Dolores García se convirtiese en alcaldesa. Todo esto ocurrió en un contexto en el que el PP arrasaba en todas las comarcas arousanas, algo que le valió a Catalina González convertirse en la primera alcaldesa de la historia de Sanxenxo. Y otra mujer, Tania García, se hacía con las riendas socialistas en la capital arousana.


La industria del mar es estratégica en la economía local y en ella la bateeira tiene un peso específico propio. Pues bien, la regulación del mercado y la búsqueda de fijar precios en función de la demanda derivó en un conflicto que se enquistó en los muelles y que acabó con duros enfrentamientos como el que ocurrió en Vilanova en el que se produjo una verdadera batalla campal entre bateeiros y antidisturbios. También hubo problemas con los furtivos en Vilanova y la nota triste se produjo con el naufragio del “Cordero” con cuatro víctimas.


Fueron noticia también asuntos más mundanos como la primera boda gay de Vilagarcía entre Carlos y Diego o la sensualidad que Marlene Mourreau llevó a la Festa do Albariño y en Cambados se produjo también una iniciativa solidaria en la que diferentes vecinos y colectivos posaron desnudos en un calendario en favor de Esperanza Salnés. 

Alegría por Pazo Baión y Cortegada y rabia por Mari Luz