Bouzas cae con la cabeza alta en su primer WTA 1.000

Jéssica Bouzas durante el duro y largo partido de ayer | mutua madrid open
|

La joven tenista vilagarciana Jéssica Bouzas disputó ayer su primer encuentro en un Master 1.000, como es la previa del Mutua Madrid Open. La saliniense se midió a la bielorrusa Aliaksandra Sasnovich, en el top100 mundial, frente a la que perdió por 7-5, 4-6, 6-1 en un partido de una hora y 47 minutos.


El encuentro empezó de cara para Bouzas, que ganó sus dos primeros servicios en el primer juego, consiguió romper el saque a la bielorrusa y ponerse 3-1. Un arranque ilusionante que demostró que no había nada de miedo escénico en el tenis de la vilagarciana.


Sasnovich reaccionó, consiguió rehacerse y, ganando dos juegos consecutivos, la cosa se puso 5-5. A Bouzas se le escapó el saque y la bielorrusa se colocó 6-5. Todavía dispuso de un 0-40 con tres bolas para forzar el tie break, pero Sasnovich remontó y le ganó 7-5 el primer set.


El segundo acto comenzó con dominio de la rival. Con un 4-2 a su favor, parecía que todo estaba ya claramente decantado. Pero Bouzas se agarró a la pista, ganó dos juegos seguidos, muy largos y exigentes, demostrando un gran carácter competitivo. Así, con mucho trabajo, le rompió el servicio, ganó su saque, se puso 4-4 y se lo terminó llevando 6-4. La arousana firmaba su primer set a favor en un Master 1.000.


En el último, Bouzas empezó perdiendo 2-0. Aún se puso 2-1 y tuvo opciones para el 2-2, pero el juego 

terminó escapándosele 6-1.


A pesar del resultado final, pese a sus 18 años dio la talla y sale con la cabeza alta de un encuentro frente a una rival, de 27, que llegó a estar en el top 30 mundial. Un gran paso en un torneo a la que la vilagarciana llegó gracias a una invitación.

Bouzas cae con la cabeza alta en su primer WTA 1.000