Los usuarios de la residencia de Ribadumia fabrican 300 trampas caseras contra la avispa velutina

La dirección del centro entregó ayer las trampas al Concello | G. Salgado
|

Los usuarios de la residencia DomusVi de Ribadumia colaboran en la lucha con la avispa velutina fabricando trampas caseras elaboradas con botellas reutilizadas.


El director del centro, Daniel Fiuza, entregó ayer al Concello las 300 primeras trampas que se van a comenzan a distribuir por el municipio con la colaboración de Protección Civil y la ayuda especial de los alumnos del colegio CPI Julia Becerra Malvar que participarán en su colocación para aprender más sobre esta especie invasora y como combatirla.


La iniciativa parte del servicio de tiempo libre del centro, que animó a los residentes a hacer esta manualidad reutilizando al mismo tiempo botellas de plástico que utilizan en su día a día. Desde hoy, el gobierno local comenzará a instalar estas trampas en diferentes lugares del municipio, especialmente zonas más frías y húmedas donde más anidan estas avispas para evitar nuevos nidos y prevenir su propagación.

El pasado año en Ribadumia se retiraron más de 350 nidos de avispa velutina entre los voluntarios de Protección Civil de la localidad y el servicio de lucha contra la velutina de la Mancomunidade de O Salnés. 

Los usuarios de la residencia de Ribadumia fabrican 300 trampas caseras contra la avispa velutina