El banco do Piñeiro, entre los finalistas de los premios FAD de Arquitectura

|

El proyecto Banco do Piñeiro, realizado en Ribeira, es uno de los proyectos finalistas a los Premios FAD de Arquitectura, cuyas candidaturas han sido comunicadas este lunes. En el caso de Ribeira, el jurado ha valorado cómo un sencillo proyecto de itinerarios paisajísticos accesibles es capaz de configurar de forma delicada y precisa una actuación sensible y poética en un entorno natural de extraordinaria belleza. 


"Mediante una estrategia elemental, el proyecto respeta y enfatiza la condición natural del lugar con un uso mínimo de recursos formales: granito reciclado de diferentes formatos sutilmente encajados y hierro", explica el jurado para justificar su elección. 


Además, es también finalista en la misma categoría la remodelación de la plaza de Armas, donde está ubicada la casa consistorial de Ferrol, así como otros dos proyectos en las localidades barcelonesas de Jorba y Vic. Sobre los trabajos acometidos en Ferrol, el jurado ha estimado que una "plaza tiene que ser prioritariamente un lugar para los ciudadanos y el proyecto recupera de forma brillante esta vocación pública perdida con anterioridad". De este modo, ha reseñado "la clara preferencia de este discreto y sereno proyecto por el talante doméstico del espacio público".


"Al definir la plaza únicamente como un plano continuo, diáfano y abierto a la ciudad, el diseño rehúsa cualquier protagonismo y manifiesta con claridad que una plaza es sobre todo un lugar de encuentro de naturaleza hospitalaria, acogedora y amable", ha indicado el jurado.


Además, ha reivindicado "una serie de operaciones básicas pero muy acertadas", como el "derribo de las edificaciones preexistentes". Entre ellas, figura la supresión del aparcamiento subterráneo operativo en la zona en las últimas décadas.


Al mismo tiempo, ha señalado la "integración topográfica de la nueva plaza en la trama urbana con un pavimento de arena gruesa y la renaturalización de su ámbito con unos árboles de gran porte cuidadosamente buscados bordeando la plaza".


A su entender, "definen el carácter silencioso y pausado del proyecto, pero también la sobria contundencia de una propuesta capaz de modificar de manera radical el conjunto urbano". El arquitecto Carlos Pita lideró el proyecto, finalizado en la primavera de 2020. 

El banco do Piñeiro, entre los finalistas de los premios FAD de Arquitectura