Catoira repara el drakkar Torres de Oeste para el desembarco de la próxima Romería Vikinga

El Concello ultima la puesta a punto de la embarcación que navegará por el río Ulla para el desembarco vikingo | concello
|

El Concello de Catoira ha contratado personal especialista en carpintería para realizar una profunda reparación en el casco del drakkar Torres de Oeste, cuya estructura de madera estaba muy deteriorada.
Para ello, los carpinteros procedieron a retirar gran parte de la madera del casco, sustituyéndola por tablas nuevas a lo largo de toda la eslora del barco.


Preparando la Romería Vikinga


Con esta actuación se dotará de una mayor consistencia a la embarcación, dejando al drakkar completamente renovado y listo para volver a navegar por el río Ulla y la zona de las Torres de Oeste en el desembarco de la Romería Vikinga que regresa el próximo domingo día 1 de agosto con un evento que el Concello ya está preparando y que será retransmitido en directo por internet. 


Aunque todavía es pronto, y a la espera de como se desenvuelve la situación sanitaria, la intención del gobierno de Alberto García es recuperar este año la celebración de la Romería Vikinga, que tuvo que ser suspendida el pasado año por el Covid. Será por lo tanto, una 61 edición especial, pues coincide con el año Xacobeo y con la puesta en marcha del Mar de Santiago, la nueva propuesta turística de los concellos de Catoira, Valga, Pontecesures y Vilanova para recorrer la ruta por la que pasaron los restos del Apóstol Santiago.


El drakkar Torres de Oeste fue construido en 1993 por el módulo de carpintería de la Escuela Taller “Catoira”. Es una réplica del Skuldelev 5, una pequeña embarcación de guerra de finales del siglo XI, cuyos restos se conservan en la Sala de Barcos Vikingos del Museo Nacional de Roskilde en Dinamarca. Se trata de una nave de 17,5 metros de eslora y 2,5 metros de manga, con capacidad para 13 pares de remos. 

Catoira repara el drakkar Torres de Oeste para el desembarco de la próxima Romería Vikinga