“Ayudaré desde fuera”, dice un Róber que se pierde el play-off

Róber se pierde el play-off pero confía plenamente en que sus compañeros conseguirán el ascenso | Mónica Ferreirós
|

Una ecografía confirmó ayer la lesión muscular de Róber, que le tendrá de baja entre seis y ocho semanas, por lo que se pierde el play-off. El delantero del Arosa sufre una rotura miotendinosa en el tendón medial del sóleo, por lo que dice adiós a la temporada en su momento más importante. “En el instante de la lesión ya me lo imaginaba, fue un dolor muy agudo y no pude evitar las lágrimas porque me di cuenta de que se me acababa la temporada”. Tocado a nivel anímico, el futbolista de Porriño pone al equipo por encima de lo que le ha sucedido. “Aunque no esté yo el objetivo sigue siendo el mismo, ascender el día 20. Tenemos que pensar en ayudarnos los unos a los otros, en mi caso desde fuera”.

En las últimas horas Róber Fernández recibió bastantes mensajes de ánimo no solo de sus compañeros, también de la afición, algo que agradece. “Les tengo que dar las gracias, se están portando muy bien conmigo en momentos duros como este, es un aliento bonito que me llega”.

Descartados para el fin de semana Róber y Cotilla, este último por sanción, y recuperado completamente ya Pedro Beda, son Campillo y Javi Otero los dos jugadores que apuran su recuperación días para llegar al play-off.

Mañana, a la conclusión del duelo de cuartos de final entre el Somozas y el Choco, el Arosa conocerá rival y fecha de la semifinal. Si pasa el Somozas el equipo de Rafa Sáez jugará el sábado a las 19 horas contra el Estradense, pero si es el Choco el que avanza los de Redondela serán los que visiten A Lomba el domingo por la tarde. Y es que el Arosa, al acabar tercero en liga, se enfrenta al peor clasificado de entre los equipos que acceden a semifinales.

La directiva ya ha puesto a la venta pra sus socios las entradas para la semifinal, cuyo precio es de 5 euros. Las pueden retirar en las oficinas del club en A Lomba y en Ofimática Arosa. A partir del viernes se pondrán a la venta las entradas para el público en general, cuyo precio será de 12 euros. Por normativa el equipo local debe reservar un tanto por ciento del aforo para la afición visitante.

Mientras el presidente Manolo Abalo está en Madrid para participar como asambleísta en la asamblea de la RFEF, la directiva espera el O.K. del Concello para engalanar las calles céntricas y los establecimientos hosteleros, y disponer de una carpa informativa y de venta de merchandising en la Plaza de Galicia para empezar a generar ambiente de play-off en la ciudad. El Arosa quiere enganchar a su afición y que esta sea un parte fundamental de las eliminatorias. El pasado verano en Balaídos el equipo no pudo contar con el apoyo en la grada de su gente, pero esta vez será diferente.

“Ayudaré desde fuera”, dice un Róber que se pierde el play-off