El fiscal mantiene la petición de 19 años para el acusado de malos tratos

El acusado ayer, durante el juicio que se celebró en la Audiencia de Pontevedra | gonzalo garcía-pool
|

La Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Pontevedra celebró ayer la continuación de un juicio contra un vecino de Vilagarcía para el que la Fiscalía ha ratificado su petición inicial de 19 años de prisión por maltratar física y psicológicamente a su pareja durante sus ocho años de relación.

Está acusado de siete delitos diferentes cometidos contra su pareja, abusos sexuales con penetración, hurto, amenazas graves y maltrato habitual, lesiones, coacciones y acoso contra la mujer. Su abogado defensor ha afirmado en la Sala que, como mucho, podría considerársele autor de un delito lesiones por unos hechos ocurridos en el año 2014 en una hípica.

La vista oral se retomó este jueves con la declaración por videoconferencia de la psicóloga que realizó un informe pericial sobre el acusado.

En sus conclusiones finales, el fiscal ha señalado que le da total “credibilidad” y “verosimilitud” a la declaración de la víctima, que testificó a puerta cerrada, y que, en base al mismo y al resto de pruebas practicadas, “ha quedado plenamente acreditado” que el acusado cometió todos los delitos que le atribuye.



Un calvario desde el inicio


El acusado no ejerció su derecho a la última palabra. Por su parte, el abogado defensor ha insistido en que no existe ninguna prueba que acredite los delitos de abusos sexuales, amenazas, coacciones o acoso, sino solo la declaración de la víctima, en la que detecta muchas contradicciones. Además, incidió en que la víctima negó haber sufrido abusos sexuales tanto en su declaración policial como en la que hizo inicialmente en la sede judicial.

Por el contrario, Fiscalía defiende que hubo malos tratos desde el inicio de la relación y que se fueron intensificando con el tiempo. Además de actos de violencia física y psíquica sobre la víctima, según relató el ministerio público, el acusado también habría ejercido un control sobre ella, revisándole su teléfono móvil y controlando su vida social y su círculo de amistades.

Por todo ello, el fiscal se mantuvo en la petición que ya reflejaba en su escrito de acusación. Son 19 años los que solicita para el vilagarciano acusado. El juicio que ahora queda visto para sentencia comenzó hace unas semanas, pero quedaba pendiente la declaración de la psicóloga.

El fiscal mantiene la petición de 19 años para el acusado de malos tratos