Condenan al alcalde de Vilanova a una multa de 360 euros por llamar “chacha para todo” a Carmela Silva

|

El alcalde de Vilanova, Gonzalo Durán, ha sido condenado al pago de una multa de 360 euros por llamar “chacha para todo” a la presidenta de la Diputación de Pontevedra en 2018. La jueza de instrucción del número 3 de Pontevedra es contundente en su sentencia, indica que actuó con “menosprecio” y de forma “irrespetuosa y desconsiderada” para “menoscabar” la autoridad de Carmela Silva y que “excede” su derecho a la libertad de expresión. La sentencia no es firme y el regidor avanzó ayer que recurrirá: “Va a salir más caro que pagar la multa, pero no voy a consentir que coarten mi libertad de expresión”, manifestó.


Durante el juicio, que tuvo lugar el pasado 1 de junio, Durán indicó que no era a título personal sino por sus funciones en la Diputación y que, por tanto, “son expresiones y comportamientos políticos que cree tiene todo el derecho del mundo para decirlo”, según la resolución judicial. Pero el tribunal estima que contienen un “claro ánimo de menoscabar el principio de autoridad” de Silva al mostrar “una actitud de menosprecio” en cuanto a que se dirige a ella de “forma irrespetuosa y desconsiderada” por sus funciones como presidenta y, por tanto, “minusvalorando así su capacidad de decidir/gestionar de forma independiente”. Es más, rechaza sus argumentos insistiendo en que es una “falta de respeto” hacia “el principio de autoridad y “excede el normal ejercicio del derecho fundamental de la libertad de expresión”.


Es por todo ello que lo considera autor de un delito leve de falta de respeto y consideración debida a la autoridad en el ejercicio de sus funciones y le condena a la pena de un mes de multa a razón de 12 euros diarios, teniendo en cuenta las peticiones de la acusación y de la Fiscalía (pedía tres meses con 12 euros por día). Pero también sus manifestaciones indicando que al mes ingresaba en el banco entre 2.300 y 2.400 euros. También le impone las costas.


Carmela Silva interpuso la denuncia por un delito de injurias contra la autoridad pública tras conocer que el alcalde dijo en una rueda de prensa que la Diputación “ya no es un órgano administrativo, no es una administración, es un órgano político gobernado por el ayuntamiento de Vigo, por el anciano Abel Caballero, y su chacha para todo, que es Carmela Silva…”. Sin embargo, a la vista de los hechos, las diligencias se siguieron por el delito condenado.


En el juicio, la presidenta se reafirmó y aseguró que viene recibiendo “descalificaciones e insultos gravísimos y claramente machistas” de parte del alcalde desde su llegada a la Presidencia, en agosto de 2015, y lo que dijo ese octubre de 2018 le pareció “absolutamente intolerable”. No fue la única que vio tintes machistas en sus palabras, el asunto saltó al panorama nacional y las condenas no tardaron en llegar. En el ámbito local, su partido, el PSOE, se negó a acudir a los plenos de la Mancomunidade do Salnés de la que era presidente.


“Si fuera hombre, no lo usaría”

También manifestó que después, “se reiteraron los insultos” por su forma de gestionar la institución, pero que, pese a ello, siguió ejerciendo, “tomando decisiones como una mujer libre con capacidad de gestión y que toma decisiones sin estar sometida a ningún hombre para poder ejercer su capacidad de gestión política”. Es más, según recoge la sentencia, “entiende que el denunciado no habría usado ese tipo de comentarios para el ejercicio político si fuera un hombre”.



Su defensa solicitó la imposición de una multa de dos meses a razón de 15 euros diarios; mientras que el abogado de Durán pedía la absolución. El regidor se mantenía ayer –como ya hizo en 2019, a la salida de los juzgados en la prestación de declaración para las diligencias previas– y anunció que va a presentar un recurso de apelación contra la sentencia y seguirá recurriendo hasta las instancias que sean necesarias. 

“Era más sencillo pagar la multa, pero entiendo que entra dentro de mi derecho a la libertad de expresión y va a salir más caro, pero no voy a consentir que lo coarten. Seguro que ganamos”, exclamó. 


Condenan al alcalde de Vilanova a una multa de 360 euros por llamar “chacha para todo” a Carmela Silva