Archivan la causa contra los acusados por la explosión que causó un herido en las obras del AVE en Catoira

La sentencia es de la Audiencia Provincial de Pontevedra | gonzalo salgado
|

La explosión que hirió a un operario de las obras del AVE en Catoira se produjo de manera “fortuita y accidental”. Así lo señala un auto de la sección cuarta de la Audiencia Provincial de Pontevedra, que descarta cualquier tipo de responsabilidad penal por parte de los encargados y jefes de la empresa ejecutora de los trabajos.


La sentencia, de hecho, estima el recurso presentado por el último de los acusados que seguía sometido a la acción de la justicia. En los otros cuatro casos ya se había extinguido la causa pr prescripción del delito.


El Juzgado de Instrucción de Vilagarcía, sin embargo, decidió continuar el procedimiento contra jefe de Producción, investigado por delitos contra los derechos de los trabajadores y por lesiones por imprudencia profesional.


La resolución del juzgado de instrucción señala que el 30 de marzo de 2010, en las obras de construcción de un túnel para el AVE, tras producirse una voladura e iniciadas las labores de desescombro, uno de los trabajadores que posteriormente resultó herido se dirigió al jefe de Producción para comunicarle que un barreno no había detonad bien y que se habían encontrado cartuchos de explosivo y un repe situado en el hastial izquierdo, sin que se observase explosivo en todo el contorno; por lo que s procedió a picar el repe por parte del trabajador que avisó y otro más.


Ambos resultaron heridos poco después, con cortes pequeños en la cara y lesiones en piernas y abdomen.


El juzgado de instrucción tiene en cuenta el informe emitido por la Xefatura Territorial de la Delegación de Pontevedra de la Consellería de Economía e Industria; que concluye que el accidente se debió a un fallo puntual en la voladura producida; a un error en la comprobación de posibles restos de explosivos en el repe y a la utilización de un procedimiento de trabajo inadecuado.


“Fortuita y accidental”

Sin embargo, el investigado recurre ante la Audiencia, que da un giro al argumento del auto de instrucción. El tribuna provincial hace referencia a un informe de los Tedax de la Guardia Civil, que señala que la explosión “pudo producirse de manera fortuita y accidental”. Además, la jueza presidenta del tribunal señala que el recurrente junto a otro encargado, ambos ingenieros de Minas, comprobaron la voladura y supervisaron las tareas de limpieza del frente y desescombro y que, posteriormente, “la detección de barrenos fallidos se realizó por personal especializado con experiencia, cualificación profesional y formación en estas labores”.


Por todo ello, el auto concluye que no se pueden deducir “la existencia de indicios de responsabilidad penal”, ya que para ello sería necesario que hubiese “un nexo de causalidad” entre la “norma de seguridad infringida”, “la producción del accidente” y “la actuación concreta del imputado”. Por ello, estima el recurso y sobresee las actuaciones, declarando de oficio las costas. El auto es firme, sin posibilidad de recurso.

Archivan la causa contra los acusados por la explosión que causó un herido en las obras del AVE en Catoira