A Illa habilita un aparcamiento disuasorio y un carril bici desde O Bao para reducir el tráfico

El delegado del gobierno visitó A Illa para conocer el proyecto | G: Salgado
|

A Illa se convierte en un referente en Galicia con su Plan Move A Illa a través del cual se está habilitando un aparcamiento disuasorio en el entorno de la playa de O Bao y se creará un carril bici para seguir trabajando en la línea de la movilidad sostenible. Así lo destacó ayer el delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones que se desplazó al municipio isleño acompañado de la subdelegada del gobierno en Pontevedra, Maica Larriba, y del alcalde de A Illa, Carlos Iglesias, para conocer la actuación que se está llevando a cabo en este entorno.

Move a Illa se trata de un proyecto pionero desarrollado por el gobierno local que incluye esta actuación que consiste en la habilitación de un párking disuasorio, ubicado anexo al aparcamiento que ya existe en O Bao, y que servirá para que vecinos y visitantes puedan dejar allí sus vehículos y desplazarse por la isla en transporte sostenible. La previsión es que el emplazamiento que se acondicionará con xabre compactado, esté preparado a principios de julio, contando con 875 plazas de aparcamiento y se plantarán además, 150 árboles para dar sobre a este nuevo espacio verde de uso público.



Alquiler de bicicletas


El proyecto también contempla la creación de un carril bici junto a la playa y además, para próximos años, el Concello prepara la dotación de un servicio de alquiler de bicicletas con el objetivo de disminuir la presencia de vehículos en el casco urbano y promover medios de transporte alternativos.

“A nosa intención é facer zonas amables para o peón, devolver ás persoas os espazos ocupados polos vehículos e facer un maior control nas zonas de protección de dominio público marítimo terrestre porque é onde estamos atopando as maiores infraccións”, señala el alcalde.

Por su parte, el delegado del gobierno, José Miñones, destacó este proyecto que cuenta con una inversión de cerca de 800.000 euros, con una subvención del IDAE del 70 %, unos 660.995 euros, que se enmarca dentro de la linea 8 de fondos destinados para aparcamientos disuasorios y movilidad. “A Illa convértese así nun referente en Galicia ao ser o único concello con este tipo de actuacións e por eso a quería coñecer. É un exemplo de movilidade sostible”, afirmó Miñones.

A Illa habilita un aparcamiento disuasorio y un carril bici desde O Bao para reducir el tráfico