Correos impulsa la inclusión financiera en la España rural

|

Las oficinas de Correos de toda España ya prestan los servicios de ingreso y retirada de efectivo para los clientes del Banco Santander. Un servicio de retirada e ingreso de efectivo en los 4.675 puntos de atención al ciudadano de Correos y de reparto de dinero en efectivo a domicilio en cualquier punto de España, que adquiere especial relevancia en las zonas rurales donde no existen sucursales bancarias.


El servicio Correos Cash, de Correos y Banco Santander permite que todas las personas, independientemente del lugar en el que vivan, pueden acceder a los servicios financieros de primera necesidad.


Su objetivo es que todas las personas, con independencia del ligar en el que residan, puedan acceder y disfrutar de servicios financieros básicos sin tener que desplazarse de su localidad. Una tarjeta bancaria de Banco Santander y el DNI es todo cuanto necesitan los clientes de la entidad bancaria para realizar los servicios de retirada e ingreso de efectivo en las oficinas de Correos.


20201125




Correos está estudiando la instalación de un número de cajeros aun por determinar en zonas rurales, en localidades que no dispongan de ninguna oficina bancaria, pero sí cuenten con algún punto de atención de Correos. De este modo, la empresa continúa avanzando en su línea estratégica de acercar sus servicios a los ciudadanos y ofrecerles nuevas prestaciones que faciliten su día a día.


Esta opción aparece integrada en la app del banco para aquellos clientes que la utilicen. La operación será gratuita para los clientes del banco (dos operaciones por mes).


Con este acuerdo, la nueva instalación de cajeros automáticos en 109 oficinas los ciudadanos y empresas seguirán beneficiándose de la capilaridad de la red de oficinas de Correos, que se configura como un elemento relevante en la cohesión territorial y el desarrollo económico del país, tanto en ámbito urbanos como en las zonas rurales de España.


01A9287


Correos está acelerando los trabajos encaminados a digitalizar los 2.295 puntos de atención al público de que dispone en zonas rurales de todo el país, con el objetivo de facilitar la prestación de servicios públicos básicos a la ciudadanía en igualdad de condiciones que en las zonas más pobladas.


Estos puntos de atención al cliente son atendidos por la plantilla de reparto rural durante determinadas horas del día, en dependencia de una oficina informatizada. Cuando se concluya su total digitalización, tendrán acceso directo a los sistemas de Correos y podrán completar operaciones que, hasta ahora, quedaban supeditadas a su posterior grabación en las oficinas de referencia.


Correos está trabajando para que todas las carteras y carteros rurales de España puedan ofrecer en el domicilio muchos de los servicios que se prestan en las oficinas, gracias a los dispositivos electrónicos portátiles (PDAs) con los que cuenta el personal de reparto. La previsión es que antes de que finalice el año, la plantilla de 6.400 personas que trabajan en el reparto rural puedan ofrecer en el mismo domicilio muchos de los servicios que hasta ahora sólo se prestaban en las oficinas o en la tienda online de Correos.



Correos impulsa la inclusión financiera en la España rural