Los penaltis apean a la Roja

Italia fue el muro que se suponía ante España | efe
|

La aventura de la selección en la Euro 2020 llegó a su fin en la tanda de penaltis, tras una prórroga, y un buen partido en general del combinado nacional, que no sirvió para jugar la final del domingo.


La entrada de Mikel Oyarzabal en lugar de Álvaro Morata fue gran apuesta de Luis Enrique para medirse a Italia, buscando que los centrales transalpinos no tuvieran referencias claras como con Morata o Gerard Moreno.


El regreso de Eric García al centro de la zaga fue otra novedad de una selección que encaró la cita con la baja de Pablo Sarabia por un problema muscular. Su espacio en la banda derecha lo ocupó Dani Olmo, que cambiaba de lado por la presencia por primer partido como titular en todo el campeonato del propio Oyarzabal.


El partido comenzó con dudas españolas e Italia intentando probar la zaga hispana. No obstante poco a poco la selección fue dominando la pelota. Aunque las tres salidas fulminantes italianas llevaron mucho peligro en la primera parte, acciones de Dani Olmo y Oyarzábal supusieron claras oportunidades de gol en un choque que se abrió con los ‘azzurri’ agazapados, esperando una contra, y la roja –ayer de blanco– manejando el encuentro.


Además Italia contó con un inspirado un inspirado Gianluigi Donnarumma. El arquero italiano le sacó la ocasión más clara de la primera parte a Dani Olmo, que se encontró con un balón muerto dentro del área y su remate fue despejado con una espléndida ‘palomita’ por Donnarumma.


La mejor opción de gol para los italianos estuvo en las botas de Nicolo Barella, que en una mala salida de Unai Simón se lió, no disparó y, en un amago, le robó la pelota Sergio Busquets. Ningún equipo se sintió cómodo defendiendo, ni Italia en las jugadas combinativas españolas ni España en las fulgurantes salidas de los futbolistas transalpinos. Se llegó al descanso sin goles.


El choque se reanudó en el segundo acto con un enorme equilibrio entre ambos equipos. Si el gol hacía acto de presencia parecía que podría ser por un fallo defensivo en los italianos o porque los españoles cayeran en una salida rápida de su rival.


Y el guión se cumplió, pero del lado de Italia. Aunque la selección había dominado en la mayor parte del encuentro, cada vez que se enfrentaba a este tipo de situaciones, el peligro era evidente. Cuando estaba apunto de cumplirse la media hora de partido, Italia asestó un zarpazo al salir en una contra –lo esperado– y batir a Unai Simón con la defensa española descolocada.


España respondió de inmediato y Oyarzábal pudo empatar el partido casi al momento, pero no tuvo suerte. Italia comenzó, de nuevo, a encontrarse cómoda. Luis Enrique dio entrada a Morata y a Gerard Moreno y, después de varios momentos de respiración contenida, la Roja consiguió salir ‘por dentro’ con una pared entre Morata y Dani Olmo que el delantero definía para conseguir la igualada y enviar el partido a la prórroga.


El tiempo añadido fue un ‘calco’ de los 90 minutos reglamentarios y el choque se decidió en la tanda de lanzamientos desde el punto de penalti.


Fallaron Dani Olmo y Morata, anotando gerard Moreno y Thiago. Y aunque Unai Simón detuvo el primer lanzamiento a Locatelli, Bellotti, Bonucci, Bernardeschi y Jorginho llevaron a Italia a la final. España cayó por primera vez en una semifinal de la Eurocopa.



Italia 1-1 (4-2) España

Italia: Donnarumma; Di Lorenzo, Bonucci, Chiellini, Emerson (Toloi, min.74) ; Barella (Locatelli, min.85), Jorginho, Verratti (Pessina, min.74); Insigne (Belotti,min.85), Chiesa (Bernardeschi, min.107) e Immobile (Berardi, min.61).

España: Unai Simón; Azpilicueta (Llorente, min.85), Eric García (Pau Torres, min.108), Laporte, Jordi Alba; Busquets (Thiago, min.105); Koke (Rodri, min.70), Pedri; Dani Olmo, Ferran Torres (Morata,m in.62) y Oyarzabal (Gerard Moreno,min.70).

Goles: 1-0, min.60: Chiesa. 1-1, min. 89’: Morata.

Árbitro: Felix Brych (Alemania). Amarillas a Busquets (51’) y Toloi (98’).

Los penaltis apean a la Roja