La Ecobrigada de Amicos muestra su valía con la recuperación del jardín botánico de Granbazán

La brigada de Amicos con autoridades y responsables de la asociación y la bodega ante la placa que recuerda su trabajo | m. f.
|

La Ecobrigada de la asociación Amicos acaba de terminar la rehabilitación del jardín botánico de la bodega Granbazán, en Vilanova, mejorando su entorno y ofreciendo además la posibilidad de que use este espacio para eventos al aire libre y catas enoturísticas, sobre todo ahora de cara al verano. “Déronnos un selo de calidade con esta recuperación. Estamos moi contentos co resultado”, aseguró su director financiero, Adolfo Picáns. Pero es que además supone haber dado una oportunidad a este proyecto de la entidad barbanzana para el desarrollo social y profesional de las personas con discapacidad intelectual y autismo que conforman esto equipos. De hecho, la directiva Ana Isabel Melón animó a otras empresas a seguir su ejemplo, a conocer su trabajo y “cerciorarse de que a discapacidade pode ser un gran motor de cambio”. En este caso, trabajaron tres peones forestales formados en conservación de montes, parcelas rurales y jardines. Y uno de ellos, Manuel García, dio las gracias a la firma en nombre de sus compañeros por “darnos este traballo”. “Gustoume moito facer este xardín botánico que ten moitas especies e foi moi especial”, añadió.


Para conmemorar su gran labor, se ha instalado una placa en madera donde luce la autoría de la Ecobrigada. Al acto de descubrimiento acudieron otros responsables de Amicos y de su programa de empleo, de la bodega y autoridades como el alcalde de Vilanova, Gonzalo Durán, quien destacó que con trabajos como este, las personas con discapacidad “síntense que valen como o cremos todos nós” También se proyectó un vídeo mostrando los dos meses del proceso de recuperación del jardín.

La Ecobrigada de Amicos muestra su valía con la recuperación del jardín botánico de Granbazán