La Policía Local puso 30 denuncias a locales, uno de ellos sin licencia y la terraza al cien por cien

Un policía local y un auxiliar de patrulla por las calles del centro urbano | gonzalo salgado
|

La Policía Local de Vilagarcía puso hasta treinta denuncias a locales hosteleros durante el fin de semana pasado. La mayor parte, fue por una ocupación de las terrazas superior a la que permiten las normas covid en el nivel alto en el que se encuentra Vilagarcía. Y es que si dicha normativa establece que los exteriores de los bares y restaurantes deben estar al cincuenta por ciento, en los 21 casos denunciados por el cuerpo municipal se encontraban ocupadas en su totalidad.

Además, hubo otras denuncias por incumplir los horarios,o por exceso de ruidos. Lo más sorprendente es el caso de un establecimiento que no tenía licencia de apertura (está en trámite) y, pese a ello y a carecer el medidor de CO2, tenía desplegadas la totalidad de las 24 mesas de su terraza, según explican fuentes municipales.

Por otra parte, la Policía Local incoó expediente a cuatro establecimientos que, de acuerdo a su propia licencia (de discoteca o de sala de fiestas) incumplieron el cierre del ocio nocturno. En este sentido, hay cierto malestar entre los hosteleros ya que había el acuerdo de cambiar los epígrafes del IAE para poder abrir y así se hizo desde el desconfinamiento.

Dos de los locales a los que afecta este expediente se encuentran en la zona TIR, mientras que el resto están en el entorno de la Avenida da Marina. Asimismo, a lo largo del fin de semana el Concello registró cuatro llamadas con quejas vecinales por fiestas privadas.

Eso sí, desde Ravella inciden en que durante este fin de semana se pudo “constatar” que la “incidencia do denominado botellón é mínima”.

Insisten desde el gobierno local a la hora de hacer una llamada al “sentido común” y a la “responsabilidade individual e profesional de hostaleiros, pero tamén de clientes que, sendo minoría, seguen sen cumprir as normas”, señalan fuentes municipales.



Piden un cribado en Boiro


Precisamente desde Ravella apelan a la situación epidemiológica actual y los datos muestran una nueva subida en Vilagarcía, con siete vecinos contagiados más y un total de 154. Aunque la mayor subida en la comarca de O Salnés se registra en Sanxenxo, con catorce nuevos casos y un total e 51. En esta localidad, se registró ayer el positivo de una monitora del Plan Concilia, por lo que el Concello procedió a activar el protocolo. Al tratarse de grupos burbuja, se informó a las seis familias del grupo con el que realiza actividades la persona contagiada. El resto de grupos mantienen la actividad, que en todo momento se realiza con mascarilla, precisan fuentes municipales. Los criterios de la cuarentena los establecerá la Xunta. En cuanto al resto de O Salnés: Cambados sube cinco casos y tiene 72; Meaño y Ribadumia suben dos y tienen 11 y 10; mientras que O Grove y A Illa aumentan en uno y tienen 12 y 40, respectivamente. En O Barbanza, la incidencia más alta se registra en Boiro, lo cual preocupa al gobierno local, que solicita al Sergas un cribado entre la población. Además, lamenta que las fiestas sirviesen de “escusa”.

La Policía Local puso 30 denuncias a locales, uno de ellos sin licencia y la terraza al cien por cien