Los padres del colegio de Palmeira se movilizarán al reafirmarse la supresión de dos aulas de Infantil

Paz González y Noelia, encabezando una concentración de protesta en el colegio de Palmeira, se reunieron ayer con el jefe territorial de Educación . Chechu Río

La ANPA del colegio plurilingüe de Palmeira mantiene para este mediodía su convocatoria de concentración en la Praza do Concello de Ribeira para manifestarse en contra de la decisión de la Consellería de Educación de suprimir 2 de las 5 aulas de Infantil. Su presidenta, Paz González, y la directora del centro, Noelia Rebollido, salieron muy decepcionadas de la “estéril” reunión que mantuvieron por espacio de tres cuartos de hora con el jefe territorial de Educación, Indalecio Cabana, y el jefe de inspección, y que aseguraron supuso una “tensa discusión” en la que siempre llegaron al mismo “punto morto”, sin retorno.

La máxima responsable de ese colectivo de padres indicó que el representante autonómico se mostró muy tajante en su postura, recurriendo al argumento de que cuentan con un catálogo de números y que la reducción de matrículas es significativa. Paz Riobó hizo un llamamiento a la sensibilidad por parte de Educación, señalando que en casos así no se puede hablar de números, pues “son nenos”, y añadió que con esas supresiones se está poniendo en serio riesgo la calidad de la educación de sus hijos “ao ser vítimas de recortes no número de aulas e de recursos humanos”, y precisó que de lo contrario supondrá un aumento en el riesgo del fracaso escolar. Respecto a eso, el jefe territorial les dijo que no hay nada que lo avale y que sólo su opinión.

González Riobó manifestó que Cabana Leiro recurrió al argumento de que él sólo es un funcionario que hace cumplir la normativa vigente, que según ellas pueden llenar las aulas con 25 o 27 niños, que el cambio de la ley no se tiene que hacer en su despacho, y que lo que se le está pidiendo es que se salte las normas. La presidenta de la ANPA le replicó que no le piden eso sino que, según las necesidades de cada unidad y teniendo en cuenta los alumnos con necesidades especiales, se reduzca a 16, 17 o 18 la ratio, “da cal non se di nas normas que sexa dun mínimo de 25 alumnos por aula, senón que esa cifra é a máxima, e que tan só se pode aumentar un 10% en caso de necesidade.

Desde la ANPA se insistió en que, pese a reconocer que bajó la matrícula en Infantil, aumentó la relación de alumnos diagnosticados con necesidades especiales severas, que es de 53 (23% del total), “algo que xa de por si debería supoñer a reducción da ratio, con independencia da necesidade de aumentar o persoal de apoio docente”. E incidió en que se precisarían cuatro especialistas en Pedagoxía Terapéutica (PT) y tres de Audición e Linguaxe (AL) para cubrir sólo los casos más graves, pero le dijeron que eso aún está por decidir y que seguirán el mismo criterio para todos los centros.

Los padres del colegio de Palmeira se movilizarán al reafirmarse la supresión de dos aulas de Infantil

Te puede interesar