La ANPA del colegio de Palmeira sostiene que masificar las aulas en plena pandemia es un “grave risco”

Padres y niños del CEIPP de Palmeira se concentraron en la Praza do Concello | Chechu

La Asociación de Pais e Nais de Alumnos del CEIPP de Palmeira considera que masificar las aulas en plena pandemia del coronavirus supondrá un “grave risco” para el alumnado y profesorado, aumentando en gran medida el que ya había durante el curso pasado. Así lo manifestó ayer su presidente, Paz González, al hacer referencia a lo que, a juicio de los progenitores y la comunidad educativa, sucederá debido a la decisión adoptada por la Consellería de Educación de suprimir dos de las cinco aulas de la etapa de Infantil que había hasta ahora debido a la reducción de matrícula, y que provocará que en dos de esas unidades haya casi 25 alumnos, el ratio máximo establecido por la normativa educativa.

Esas manifestaciones las hizo en la concentración de ayer en la Praza do Concello de Ribeira, y en la que dio cuenta del resultado de la reunión que mantuvieron ella y la directora del CEIPP palmeirense, Noelia Rebollido, con “dúas das persoas responsables de decidir cantos nenos debe haber en cada aula de cada centro en toda a provincia”, en referencia al jefe territorial de Educación, Indalecio Cabana, y el jefe de inspección, Rubén Ponte, y que la representante de la ANPA dijo que resultó estéril. “Non van a cambiar de opinión”, les dijo González Riobó a los concentrados delante del consistorio, y añadió que “van a reducir en todos os centros educativos, todas a aulas e todos os docentes que poidan, amparándose nunha orde de carácter estatal que lles permite encher as aulas con 25 nenos ou, chegado o caso, incluso con 27”.

La presidenta de la ANPA del colegio de Palmeira incidió en que se trata de una norma que sólo habla de máximos por aula, pero que no limita los mínimos, ni define la cantidad de alumnos que debe haber por aula, “pois é competencia do ‘funcionario’ responsable tomar a decisión”, precisó. Paz González hizo referencia a que el jefe territorial y el jefe de inspección tienen claro que hacen “ben o seu traballo, cumpren as normas e vanlle aforrar á Consellería de Educación unha enorme cantidade de cartos en docentes e postos de traballo. Claramente, o seu único obxectivo, pois a calidade no ensino non está reflectida no seu catálogo de números. Pero, a realidade é ben diferente dese catálogo de números do seu despacho”.

González Riobó indicó que a los profesores les será imposible hacer bien su trabajo con 25 alumnos por aula, y se preguntó cómo se va a educar a los niños y detectar en edades tempranas posibles dificultades de aprendizaje. Y les dijo a los presentes que se imaginen lo que sucederá con “25 nenos de 3 aniños chorando a moco perdido porque non está mamá... e agora dádelle unha atención e educación mínima e de calidade a todos e cada un deles”. A su juicio, el resultado será “xeracións enteiras recibindo unha educación precaria por mor da mala decisión de dous funcionarios que, ao seu entender, 25 alumnos por aula, é a mellor forma de facer o seu traballo”. Por ello, discrepan con la decisión y piden que se adapte el número de alumnos a las necesidades de cada grupo de escolares y no a una ratio.

La ANPA del colegio de Palmeira sostiene que masificar las aulas en plena pandemia es un “grave risco”

Te puede interesar