La recogida de firmas de la ANPA del colegio de Palmeira suma nuevos apoyos pese a los reveses que llegan desde Educación

Un centenar de padres y niños se concentraron el viernes en la Praza do Concello | Chechu
|

El último revés recibido por las Asociación de Nais e Pais de Alumnos y la Dirección del colegio plurilingüe de Palmeira en su intención de conseguir que la Consellería de Educación recapacite su decisión de suprimir para el próximo curso dos de las cinco aulas de la etapa de Infantil que tenía dicho centro hasta ahora no ha provocado que sus miembros desfallezcan y anuncian que van a seguir intentándolo, “pois está en xogo o futuro dos nosos fillos, e debémosllelo a eles”, señalaron los progenitores. Pese a que en la reunión de la presidenta de la ANPA, Paz González, y la directora del colegio palmeirense, Noelia Rebollido, con el jefe territorial de Educación, Indalecio Cabana, y el jefe de Inspección, Rubén Ponte, estos últimos se mostraron tajantes de seguir adelante con la eliminación de esas unidades por la reducción de matrículas, ellas no parecen estar dispuestas a arrojar la toalla.

Después de que hace diez días ya le mostraron a la Xefatura Territorial de Educación su rechazo a la reducción de dos aulas de Infantil en el CEIPP de Palmeira, haciéndolo a través de un escrito que contó con el respaldo de más de 2.240 firmas, la cifra de apoyos no ha dejado de subir, y al cierre de esta edición ya sumaba otras 430. De hecho, aunque se dejó de recoger firmas físicamente, actualmente se mantiene abierta la campaña iniciada hace menos de dos semanas en la plataforma change.org para mostrar su indignación a la referida medida y que va a suponer un aumento del número de alumnos por unidad, pues pasará de haber entre 14 a 21 en cinco aula a tener entre 17 a 24, al que habrá que añadir los niños con necesidades especiales, “algo que ao noso entender é excesivo para garantir unha educación de calidade”, indicó González Riobó.

La presidenta de la ANPA del CEIPP de Palmeira indicó que discrepan con la postura de los dos “funcionarios” de seguir adelante con la supresión de las dos aulas de Infantil, y que lo que se debe hacer es adaptar el número del alumnado por unidad a las necesidades de cada grupo de escolares “e non ao reves”. En este sentido, sostiene que debería haber aula de 16, 17 o 18 alumnos, en función de sus necesidades diagnosticada por especialistas, además de tener en cuenta la posible aparición de otras no detectadas hasta ahora, dependiendo de la edad de los chiquillos, y no optar únicamente por el criterio del ratio máximo de 25, “pois hai outras variables a ter en conta”, precisó.

La recogida de firmas de la ANPA del colegio de Palmeira suma nuevos apoyos pese a los reveses que llegan desde Educación