El Villalonga, sumido en la incertidumbre de si jugará o no

La plantilla lleva casi un mes sin entrenar | g. salgado
|

Tras la decisión de la Comisión Delegada de la RFGF de que el 25 de julio es la fecha límite para que se jueguen los partidos aplazados del Grupo 2º Sur, entre los que se encuentra el Villalonga-Barbadás, el club de Sanxenxo y su presidente, Marcelo Muñiz, se encuentran sumidos en la incertidumbre y la sorpresa por la determinación de la Federación.


Muñiz valoraba ayer que la intención del Villalonga es jugar, ya que solo disputando este encuentro podrían ascender a Tercera (necesitan ganar y que se produzca un empate en alguno de los otros encuentros, Juvenil Ponteareas-Gran Peña o Arnoia-Cultural Areas). Desde la Federación, además, comunicaron este martes que, de no poder jugarse los encuentros aplazados, “se aplicarán a la clasificación existente los criterios previstos en la Circular nº5 Preferente Galicia para dirimir la igualdad clasificatoria para el ascenso”. Ascenderían, así, los dos primeros equipos de la clasificación, que actualmente son el Gran Peña y el Ponteareas, seguidos del Arnoia y empatados los tres a siete puntos.


Según había establecido la Federación, “si el empate a puntos, en la clasificación final, se produjese entre dos o más clubes, el primer criterio que prevalece para resolverlo es el de la mayor diferencia de goles obtenidos y recibidos”. El Villalonga tiene 6 goles a favor, uno más que Gran Peña y Ponteareas, cinco más que el Arnoia y tres más que el Barbadás.


Es decir, que el equipo más interesado en jugar de todos los que todavía cuentan con partidos aplazados, es el Villalonga, el único que depende de esta última jornada para poder sellar el ascenso.


Sin embargo, esta decisión de fijar como fecha tope el día 25 y como fin de la competición el 26, Muñiz la calificó de “malísima”, explicando que “levamos máis de 20 días sen entrenar. Hai contaxios en todos os sitios e nós tamén temos algún xogador confinado por estar en contactos con positivos”. Sin embargo, al cierre de esta edición, el club todavía no había confirmado si iban a jugar o no. El presidente expresaba la total incertidumbre ante esta situación, no sabiendo “se teño que facerlles a PCR” a sus jugadores o no. 


Cabe recordar que el pasado 26 de junio, este mismo comité decidió suspender el partido Atlé­tico Arnoia-Cultural Areas, por la detección de varios positivos en Covid-19 en el seno del equipo del Cultural Areas, y, a su vez, aplazar también los encuentros afectados por el horario unificado correspondientes al: El S.D. Juvenil Ponteareas-Gran Peña F.C. y Villalonga F.C.-U.D. Barbadás. Posteriormente, en resolución del 8 de julio, se acordó no fijar fecha de disputa de los partidos aplazados de este Grupo Sur a la vista de la detección de dos positivos en el seno del U.D. Barbadás y un positivo en el Gran Peña F.C., y de no haberse acreditado la negatividad por Covid-19 en la totalidad de la plantilla del Cultural Areas.


El Comité considera ahora que la competición no puede extenderse “sine die” y ha establecido, como quedó dicho, que el plazo máximo para finalizar la competición es el 26 de este mes y el 25, el último día para poder celebrar los encuentros que todavía están pendientes de disputarse.

El Villalonga, sumido en la incertidumbre de si jugará o no