El Tribunal de Cuentas no pasa una

Carles Puigdemont, el inmune | aec
|

EL Tribunal de Cuentas está demostrando que es cualquier cosa menos tonto. De entrada no le valió que el dinero malversado por unos delincuentes vaya a ser pagado por la Generalitat. Haciendo bueno eso de que cada palo aguante su vela, pues eso, que a empeñar pisos y propiedades para cubrir lo malversado. Y, por si eso fuera poco, Puigdemont, que apeló a su inmunidad para irse de rositas, también tendrá que pasar por caja. A él le recuerdan que “no hay inmunidad en el pago de una deuda”. Vamos, que ya tampoco va a poder hacer “simpas” en los restaurantes.

El Tribunal de Cuentas no pasa una