Feijóo se rinde al “crema bombón” y ensalza a Clesa como ejemplo del buen hacer

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, visitó las instalaciones de Clesa en Caldas en donde hizo un recorrido por sus instalaciones y participó en una cata de yogures en el exterior.
|

A Alberto Núñez Feijóo le gusta el yogur “Crema bombón de Clesa. El presidente de la Xunta de Galicia eligió al buque insignia de la compañía en una cata de productos organizada en la factoría caldense con motivo de su visita. “Yo voto por la mayoría”, señaló Feijóo mientras introducía su decisión en una urna. Hacía justo nueve años que el máximo mandatario gallego no pisaba las instalaciones caldenses. La última vez fue en 2012 y cuando la empresa pasaba por sus peores momentos y estaba, prácticamente, al borde de su desaparición. Volvía ayer con un escenario muy diferente. La compañía ya ha devuelto los más de cinco millones de euros que el Igape le prestó para ser reflotada y cuenta con tres veces más plantilla y multiplicas por 17 su producción. “Un exemplo claro de éxito, de unión de cooperativas e de aposta polo futuro”, explicó el propio presidente autonómico. Incidió además en que “os que criamos en Clesa estabamos no certo”.

El presidente de la Xunta ensalzó el trabajo de Cooperativas Lácteas Unidas (CLUN) después de hacer una visita guiada de una hora por el interior de las instalaciones caldenses en donde pudo comprobar “in situ” todo el proceso de elaboración de los principales productos de la firma. 


Clesa es una de las firmas de España líderes a la hora de producir yogures 



Uno de los responsables de Clesa presumió ante los responsables políticos de que la compañía es “100 % galega” tanto en lo referente a la materia prima como a la transformación de la misma. “Somos a primeira empresa 100 % española e 100 % cooperativa”, incidieron desde la dirección. Además de destacar que “pese a todas as dificultades vividas sempre garantimos que os nosos produtos chegasen aos consumidores”.

Feijóo aprovechó la visita a la fábrica de Caldas para hacer un alegato en defensa del sector lácteo gallego y aplaudió la apuesta de la compañía por la internacionalización, uno de los restos que, a juicio del presidente, debe estar en la agenda de Galicia para los próximos años. Ejemplo de esta internacionalización es el yogur que Clesa ha fabricado para que pueda ser conservado sin necesidad de frío al menos durante nueve meses. Un producto pensado únicamente para la exportación y no para el mercado gallego.

En su discurso institucional, Núñez Feijóo destacó que Clesa es una de las principales empresas españolas de producción de yogures, de hecho exporta a diferentes países de Sudamérica, África y Asia.

Feijóo se rinde al “crema bombón” y ensalza a Clesa como ejemplo del buen hacer