A Pobra, con una incidencia de mil, suspende las actividades culturales pese a bajar de nivel

La vacunación sigue en marcha, con segundas dosis para el grupo de 30 a 49 años | gonzalo salgado
|

La reunión del comité clínico para el seguimiento del coronavirus no tuvo grandes cambios en el mapa de restricciones de la comarca, salvo el paso al nivel alto de restricciones de Ribadumia y Meis, que solo podrán abrir el interior de sus bares para gente vacunada o con PCR.

En el mismo nivel se encuentran Ribeira y A Pobra, que sin embargo siguen el comportamiento contrario, al bajar desde la zona máxima de limitaciones. Un alivio de las restricciones que, sin embargo, no tranquiliza al concello pobrense, que suspende todas las actividades de la programación cultural, festiva y turística.

El alcalde emitió un bando en el que informa de que, durante las últimas semanas, la incidencia acumulada creció hasta situarse en los actuales mil casos por cada cien mil habitantes. “O empeoramento non só tivo lugar no noso concello, senón en moitos outros da comarca e de Galicia”, explica el regidor, José Luis Piñeirio, que teme que la situación se vea agravada por el “risco continuo” de aparición de nuevos brotes. También se suspenden, hasta nuevo aviso, los permisos para la realización de conciertos nocturnos.

En cuanto al resto de concellos, se mantienen en los niveles en los que estaban, con Boiro, Meaño, O Grove y Sanxenxo en el nivel máximo de restricciones. Precisamente estos dos últimos municipios son los que suman más nuevos casos, con 10 el primero y 7 el segundo, alcanzando un total de 200 y 412, respectivamente. Suben también los positivos en Vilanova, con cinco más y un total de 98, y en A Illa, aunque más ligeramente, ya que tiene 46 vecinos contagiados, dos más que en la jornada anterior. Sin embargo, Vilagarcía logra reducir en cinco sus casos y tiene 269; mientras Ribadumia baja dos y tiene 38 y en Cambados hay tres menos y un total de 194. La de O Salnés es la comarca más afectada, aunque en el resto sigue también disparada la incidencia acumulada. Baja, eso sí, en los cuatro concellos de O Barbanza con respecto a la semana anterior, mientras que en Ulla- Umia todos los municipios, salvo Caldas, se mantienen por debajo de los 250 casos por cada cien mil habitantes.


Antígenos por 10 euros


El Concello de Sanxenxo contará desde el sábado con un punto de test de antígenos en la Sala Nauta. En coordinación con el centro sanitario E-Saúde, las pruebas diagnóstico podrán realizarse durante toda la semana, de 12 a 16 y de 19 a 23 horas. Un equipo de enfermeros se encargará de tomar als muestras con un coste de diez euros. El resultado será inmediato y, en caso negativo, se emitirá un certificado que se podrá presentar en el local de restauración y tendrá una validez de 48 horas. Se trata de un requisito indispensable si no se dispone del certificado de vacunación. Todos los resultados serán compartidos con el Sergas.

El Concello de O Grove también tendrá el lunes un punto de antígenos en el pabellón antiguo Monte da Vila. Sin límite de edad, se podrá acceder con sistema de autocita y se abrirá también para la gente sin cita. 

A Pobra, con una incidencia de mil, suspende las actividades culturales pese a bajar de nivel