La Policía Local de Ribeira tiene que retroceder en un botellón en Corrubedo al ser recibida a pedradas y botellazos

Policía Local de Riveira. Archivo
|

La patrulla de servicio nocturno de la Policía Local de Ribeira, compuesta por un agente y un auxiliar, se vio obligada a replegarse y retroceder con rapidez nada más llegar para intervenir en un botellón que se estaba desarrollando en una urbanización que hay a la entrada de la Avenida Buenos Aires, en Corrubedo, al ser recibida con el lanzamiento de piedras y botellas de vidrio. Ocurrió en torno a las dos de la pasada madrugada cuando esos efectivos acudieron a controlar el horario de cierre de los negocios de hostelería de dicha parroquia ribeirense, cuando al regresar hacia Santa Uxía detectaron que había mucho jaleo en una urbanización. 


Curiosamente, era la misma urbanización en la que en la noche anterior fue disuelto entre los efectivos de las Policías Local y Nacional un evento ilegal de similares características, en el que se identificó a media docena de individuos por incumplir las medidas anticovid y se les obligó a recoger todo. A la frustrada intervención en el botellón de la pasada madrugada no pudieron acudir los efectivos de la comisaría ribeirense al estar ocupados con detenidos por una tentativa de robo en un bar de Castiñeiras, donde los ladrones rompieron cristales del local.

El agente municipal y el auxiliar referidos se adentraron con el coche patrulla por un camino, en donde también se estaba desarrollando el botellón, pero al empezar a ver cómo les lanzaban botellazos y pedradas -se desconoce si algunos los alcanzaron- no tuvieron otra opción que la de marcharse al no contar con refuerzos, "pues de lo contrario los habrían linchado con esa avalancha", declaró un testigo.

Este mismo vecino del entorno de la referida urbanización indicó que una escena similar la padecieron días atrás los funcionarios de la comisaría. Fuentes policiales indicaron a este periódico que los participantes en el botellón de Corrubedo están "organizados e preparados" para atacar a las fuerzas de seguridad, y que lo que hacen con todo ello es una "provocación".

Algunos de los participantes en el botellón de la madrugada de este jueves se echaron a correr al percatarse de la presencia policial para evitar su acción, al igual que ya sucedió la noche anterior en esa misma zona, al igual que ocurrió en otro botellón en el merendero de A Corna, donde huyeron y dejaron abandonadas botellas y vasos con bebidas alcohólicas.


Policía Local de Ribeira 1



La Policía Local de Ribeira tiene que retroceder en un botellón en Corrubedo al ser recibida a pedradas y botellazos