Elogios a la fusión del arte y de la naturaleza para coronar a Jorreto en la Fundación Manolo Paz

El presidente de la Xunta, el homenajeado y el dirigente de la entidad fundacional | g. salgado
|

“Non sei de ninguén que coñeza a Manuel Gallego Jorreto e non sinta por él algo especial”. “Todo o que se diga de el, é certo”. Así laudaba ayer el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, al dos veces Premio Nacional de Arquitectura, un carballinés reconocido este viernes como el protagonista de la sexta edición de las Jornadas de la Fundación Manolo Paz de Arte Conteporáneo, en Cambados.

La presencia institucional vistió un evento anual que sigue una imparable trayectoria de consolidación: Presidente autonómico, del Parlamento, embajador en Venezuela, alcaldesa, edil de Cultura. La política asume con interés el que ya es, desde hace años y por méritos propios, uno de los mayores reclamos internacionales de Cambados. La finca de Paz en Castrelo, aquel remanso de calma, vistas y esculturas enormes de piedra a las que dio alma el trabajo del artista.

El premio de la edición fue para Jorreto. El arquitecto Luis Gil fue quien hizo un repaso de su trayectoria, de esas que abruman, no solo por los dos Premios Nacionales, sino por la Medalla Castelao, Medalla de Galicia y muchas otras. Y, más allá de los trofeos, la reconocida genialidad de llevar la naturaleza dentro de la arquitectura, como el otro de los Manolos destacados ayer, el cambadés, hace con la escultura.

El premiado, emocionado, contento, agradecido, citó a Cunqueiro y su visión del paisaje como puzle, “pequenas cousas que van encaixando”, como una visión que él mismo asume en la concepción de su trabajo. “Temos a paisaxe dentro. E nós tamén somos parte dela”.


Su arte


Feijóo llego a decir que “o máis bonito de ser presidente da Xunta, se falamos do material, do que nos acompaña arredor” es vivir en una casa diseñada por Jorreto, la presidencial del monte Pío, con vistas a la catedral. Puso a los gallegos como ejemplo de capacidad, tanto por su arte, como por las recientes medallas cosechadas en los Juegos Olímpicos

Manolo Paz agradeció las numerosas colaboraciones y asistencias y el edil de Cultura, Tino Cordal, rompió una lanza en favor de potenciar, aparcando las discrepancias políticas, la cultura y proyectos como la Fundación. 

Elogios a la fusión del arte y de la naturaleza para coronar a Jorreto en la Fundación Manolo Paz