Cambados imparte a finales de año un curso homologado para atar y reparar redes de pesca

Un pescador de la Ría de Arousa trabajando con una red | G. Salgado
|

El Concello de Cambados realizará a finales de año el “Curso homologado para atar y/o reparar redes”, un oficio con mucha demanda pero con muy pocos profesionales que quieran seguir con la tradición. La acción formativa, que favorecerá la empleabilidad y el desarrollo del sector pesquero del municipio, será posible tras lograr una subvención a través del Galp Ría de Arousa, por importe de unos 10.000 euros de fondos europeos.


En la iniciativa están involucrados el Concello, la Cofradía de Pescadores y la Asociación Mulleres Salgadas, que aúnan esfuerzos con el fin de enriquecer el sector pesquero del municipio. La alcaldesa Fátima Abal pone de relieve la importancia de la consecución de este proyecto: “É fundamental a profesionalización da actividade, xa que fomentará o crecemento económico, promoverá a creación de emprego, sobre todo en persoas xóvenes, e posibilitará a inclusión social”.


Las fechas para la formación aún están por decidir pero tanto desde la Cofradía como desde Mulleres Salgadas ya cuentan con un gran número de personas interesadas en participar.


Según explica el patrón mayor del Pósito, Ruperto Costa, actualmente en Cambados existe una “carencia importante” de profesionales que sepan arreglar y reparar las redes. “Tan só quedan unhas dez redeiras, moitas de elas próximas á xubilación e sen relevo xeneracional”. El curso estará homologado por la Consellería do Mar, estára impartido por profesionales y tendrá una amplia formación práctica. En su temario incluirá materias sobre todo tipo de artes: enmalle, cerco, boliche, etc. “Será extrapolable a toda a comarca pero sobre todo pretendemos cubrir as necesidades dos mariñeiros de Cambados”, señala Ruperto Costa.


El objetivo de la acción formativa es ofrecer una salida laboral, con su correspondiente título de capacitación profesional, que permita el reemplazo en un sector envejecido pero muy necesario en el ámbito pesquero.


Además, pese a que es un oficio realizado tradicionalmente por mujeres, no es exclusivamente femenino, por lo que el curso esta abierto a la población en general. “É unha aprendizaxe vital para a supervivencia da flota artesanal, xa que hai sobrecarga de traballo”, asegura Sandra Amézaga, secretaria de Mulleres Salgadas, quien añade que “ao non ser un estudo regrado non se ensina en ningún centro. Por elo, é necesario divulgar o oficio, que ademáis de posibilitar o inicio dunha vida profesional tamén sirve para reinsertarse laboralmente”.

Cambados imparte a finales de año un curso homologado para atar y reparar redes de pesca