Bamio reclama atención

Denuncian la falta de arena en la playa de O Campanario | mónica ferreirós
|

Aceras resbaladizas y con grietas, una Axencia de Lectura que lleva meses cerrada, un pabellón totalmente destrozado y parques infantiles que suponen un claro peligro para los niños que quieran usarlos. Estas son solo algunas de las cuestiones que los vecinos de Bamio detectan en una parroquia que, consideran, “está totalmente abandonada”. Señalan que hay espacios en los que “actuaron una vez y nunca más volvieron” y que hay lugares que “dan auténtica pena”. Ejemplo de ello es el estado en el que se encuentra el pabellón de la parroquia, totalmente roto, inservible y con libre acceso. En el interior la estampa tampoco es agradable. Acumulación de basura, humedades y equipaciones rotas. “Es un desastre”, reconocen los vecinos. Y no es el único, según ellos, señalan que en el parque infantil que hay próximo a O Salgueiral “se hicieron obras en su momento y se dejaron las vallas tiradas y con las puntas a la vista, lo que es un peligro para los niños que quieran utilizarlo”. Además, añaden, “no hay papeleras, con lo que eso supone”.


A ello se le suma el mal estado de las aceras, que es ya una demanda que en la parroquia viene de lejos. Principalmente porque en la denominada “carretera vieja” la mayoría de los tramos acumulan verdín y hay grietas, lo que supone una auténtica trampa para los peatones. Añaden que “no solo eso, sino que hay tramos en los que la vegetación invade y parece que solo vienen a cortarla cuando ya no se puede pasar”.

En todo caso esta no es la única demanda en materia de seguridad vial que tienen los vecinos de esta parroquia vilagarciana. Ahora, y desde hace años, insisten en que “es necesario acabar las aceras que van hacia Carril porque ese vial es un auténtico peligro”. Una demanda que lleva años sobre la mesa y que conllevó protestas de todo tipo en su día.


Pese a contar con una playa con bandera azul, la de O Campanario, aquellos que la frecuentan los 365 días del año entienden que falta mejorar muchas cuestiones en la misma. “Desde hace muchísimo no se hacen aportes de arena y están las piedras al aire. Además el muro del paseo se está desviando hacia el mar y las pasarelas de madera se están levantado”, replican.


No solo infraestructuras

Pese a que las principales demandas de los vecinos son relacionadas con cuestiones que tienen que ver con la seguridad vial, el mantenimiento y la limpieza, lo cierto es que también se muestran preocupados por la merma en los servicios. Es el caso de la Axencia de Lectura, cerrada desde hace meses. “Hubo una baja y no se cubrió y entonces estamos sin ese servicio”, manifiestan. “No entendemos como se sabe que se van a gastar miles de euros en una gran biblioteca en el centro urbano y tienen esta del rural abandonada. Pues deben saber que en Bamio también leemos”, manifiestan cabreados. Y es que, además, señalan que nada se ha invertido en el edificio que la alberga porque “los baños están exactamente como cuando abrió” y en el que algún punto tiene “goteras”.


Tampoco están contentos con el servicio de basura y el reciclado. “Ni siquiera hay contenedores para todos y los que son para reciclar no llegan a todos los puntos. Algunos vecinos tienen que coger el coche para llevar su basura, algo que no nos parece normal”, replican.


Es por eso que los vecinos piden que el Concello actúe en una zona que, aseguran, “pese a ser rural paga los mismos impuestos y no merece estar abandonada como está”.

Bamio reclama atención