Triunfo agridulce del Arosa para reafirmar el buen inicio liguero

Julio celebra el gran gol que marcó en la primera parte que abrió el camino a la victoria arlequinada | juan acha
|

El Arosa no olvidará su primer partido fuera de Galicia en liga 27 años después. Tanto por el resultado, con la victoria por 0-2 ante el Marino en Luanco, como por lo accidentado que fue en forma de lesiones de rodilla que sufrieron Róber y Álex Cobo en la primera parte. Pese a los contratiempos el equipo de Jorge Otero no se vino abajo mentalmente en ningún momento. Julio hizo el 0-1 antes del descanso con un golazo por la escuadra y sentenció a diez minutos del final el extremeño Alberto Martín en su debut de arlequinado.


El técnico dijo en la previa que la portería a cero era la consigna y sus jugadores así lo hicieron. Fue el típico partido del Arosa que tantas veces se pudo ver el pasado curso a domicilio. Un equipo sólido, que sabe sufrir cuanto toca y que aprovecha sus momentos porque en ataque tiene calidad. Lo de ayer tiene un mérito añadido por lo que pasó con las lesiones en acciones fortuitas de Róber y Cobo. Ayer todavía era pronto para conocer el alcance de las mismas, pero a medida que pasaba el tiempo crecía la esperanza de la expedición visitante de que no fueran graves.


Con las bajas de Diz, Porrúa y Piay, y con Julio sin apenas entrenar durante la semana por unas molestias musculares, Otero apostó por Alberto Martín, el último fichaje, de inicio junto a Mon y Pedro García en el centro del campo. El Arosa se asentó bien en el campo de Miramar, salvo una acción de Julio Delgado a los diez minutos, el que solventó Cobo con el puño, el Marino no generó peligro. A los 11 minutos llegó el primer varapalo con la lesión de Róber en una acción fortuita. Se le quedó trabada la rodilla derecha y no pudo seguir. Entró Julio. El equipo no se descentró. Al contrario, empezó a crecer en el partido.


El Arosa pidió penalti en el 18 en una caída de Luismi que el árbitro no señaló. La jugada continuó y Javi Fontán rozó el 0-1. Su volea desde fuera del área la despejó Bussmann cuando ya se colaba. Tras la lesión, buena respuesta del Arosa, con buenos minutos y Alberto Martín dando cordura al juego.


El equipo de Vilagarcía tenía el partido bajo control camino de la media hora y llegó la segunda bofetada. Tras un disparo de César Suárez desde la frontal que despejó Alex Cobo muy seguro. El portero visitante hizo un mal apoyo y cayó dolorido en una rodilla. No pudo seguir y dejó el campo en camilla. En su lugar entró Manu Táboas. Dos de las tres ventanas de cambios gastadas en media hora y la preocupación de ver a jugadores importantes dejar el campo doloridos.


Pero a pesar de todos estos contratiempos, el Arosa se rehizo y se adelantó en el marcador en una gran acción que inició Mon en campo propio. Cotilla avanzó por la banda izquierda y puso un centro al segundo palo que recogió Julio para acomodarse el balón a su pierna izquierda y marcar con un lanzamiento perfecto a la escuadra.


El Marino tuvo su mejor ocasión en la primera parte acto seguido al 0-1. La tuvo para empatar en un centro del lateral Borja que remató en área pequeña Iván Fernández por encima del larguero. El equipo de Vilagarcía se fue al descanso con ventaja y se conjuro en el vestuario para ganar por y para sus dos compañeros lesionados.


El Arosa empezó en la segunda parte con Pedro García por delante de Mon y Alberto Martín en la medular, mientras que el Marino introdujo un cambio en el centro del campo con la entrada de Pinín por Nacho Matador, lesionado. El Arosa tenía el partido controlado y perdonó el 0-2 en el minuto 55 en una acción de Luismi por el carril del diez. El vigués no metió el pase de primera a Nuño y sí a la llegada de Pedro García, que desde el punto de penalti con su pierna izquieda remató centrado y despejó el meta Bussmann.


Viendo que el Arosa tenía el partido controlado y que merodeaba el 0-2 en sus transiciones, el técnico local Manel Menéndez arriesgó con la entrada de los dos delanteros de su equipo, Sergio Ríos y Steven. Tras el doble cambio el Arosa tuvo otra muy clara en una gran acción de Javi Fontán por la derecha que llegó a la cocina y dejó en el mano a mano a Luismi, que desaprovechó la ocasión. Del 0-2 se pudo pasar al 0-1, pero el disparo lejano de Julio Delgado lo repelió el larguero en el minuto 70. Fue el mayor susto que dieron los locales. El Arosa defendía metido en su campo, pero no metido en su área.


El equipo vilagarciano, arropado por una treintena de seguidores, sentenció en el 82 en un robo de Alberto Martín en un pase horizontal de Diego Díaz, sobre Pinin. El extremeño leyó muy bien la acción, se anticipó en mediocampo y condujo hasta el borde del área para batir por abajo a Busmman. El tanto fue la sentencia y dejó ya sin capacidad de reacción a los asturianos.


El Arosa suma 6 puntos después de las dos primeras jornadas, es colíder_anecdótico_ pero reafirma su buen arranque pese a todos los contratiempos.



Marino de Luanco 0-2 Arosa
Marino: Bussmann, Borja, Trabanco, Dailos, Guaya, Nacho Matador (Pinín, min. 46), César Suárez (Sergio Ríos, min. 64 (Prendes, min. 82)), Diego Díaz, Julio Delgado, Nino y Omar Álvarez (Stevan, min. 63).
Arosa SC: Álex Cobo (Manu Táboas, min. 32), Javi Fontán, Campillo, Ross, Cotilla, Pedro García, Mon, Alberto Martín, Róber (Julio Rey, min. 14 (Beda, min. 83)), Luis Nuño (Fajardo, min. 83) y Luismi.
Goles: 0-1 Julio Rey (min. 42); 0-2 Alberto Martín (min. 82).
Árbitro: Saiz Pérez (Colegio Cántabro). No mostró amarillas.

Triunfo agridulce del Arosa para reafirmar el buen inicio liguero