Educación aparca, por el momento, el CIFP en el instituto Bouza- Brey

Fachada del instituto Fermín Bouza- Brey, situado en el barrio de O Piñeiriño
|

La Consellería de Educación aparca, por el momento, el proyecto para crear un Centro Integrado de Formación Profesional en el IES Fermín Bouza-Brey. Las reticencias de los padres son el motivo que llevan a paralizar una propuesta que, en un principio, estaba pensada para activarse este mismo curso de cara a que fuese una realidad en el siguiente.

“Decidimos non priorizar ese proxecto, non quere dicir que se descarte”, apuntó ayer el conselleiro, Román Rodríguez, que mostró su apuesta por un modelo que, durante el curso pasado, se puso en marcha en tres institutos gallegos. Entre las ventajas de los CIFP, manifestó el titular de la Consellería de Educación, está el incremento de la oferta formativa, la FP Dual y una mayor conexión con las empresas de la zona.

En Vilagarcía, supondría trasladar la ESO y el Bachiller al IES Armando Cotarelo, situado en Sobradelo, lo que generó la preocupación de los padres del instituto de Fontecarmoa.

Y es que este centro educativo se encuentra muy vinculado al barrio de O Piñeiriño, de donde son buena parte de los alumnos que apenas tienen que dar unos pasos para ir a clase.

Sin embargo, el centro fue escogido por tener la capacidad y las instalaciones idóneas, por contar ya con talleres y maquinaria. Por ello, a principios de año la Consellería puso sobre la mesa este proyecto, con visas a organizarlo durante este curso. El malestar surgió enseguida entre los padres y desde la ANPA se solicitó información directa. Ya por entonces Rodríguez apeló a la calma y ahora reconoce que son estas reticencias las que llevan a “non priorizar” este proyecto que, eso sí, apunta que “se poderá facer nun futuro”. Por el momento, el responsable autonómico apuesta por seguir “falando” y tratando de “concenver” a los padres, desde la creencia de que el CIFP sería “positivo” para la zona y el municipio.


Regreso a los institutos


Por otra parte, los institutos arousanos reabren mañana sus puertos para recibir a 9.190 alumnos. En la comarca de O Barbanza son 2023 los alumnos que regresan a las aulas. En esta zona, todos los municipios imparten Bachillerato. No sucede lo mismo en las comarcas de O Salnés y Ulla- Umia, donde Catoira, A Illa, Meaó, Meis, Moraña, Cesures, Portas y Ribadumia carecen de esta modalidad formativa. 

Educación aparca, por el momento, el CIFP en el instituto Bouza- Brey