Yolanda Díaz deshoja la margarita

|

Una cosa es gobernar y otra muy distinta ser oposición. Que se lo digan a Yolanda Díaz, que recibió en Valencia una dosis de ese jarabe democrático del que hablaba Pablo Iglesias cuando estaba en la oposición y que, cuando era ministro, tanto le molestaba. Miembros del grupo comunista Frente Obrero, la han recibido con gritos de “vendida”, “traidora” y “das vergüenza”. En su opinión, los trabajadores están ahora peor que con el Partido Popular. Curiosamente, los sindicatos no lo deben de ver así, que callados y sumisos aceptan sin protestar las decisiones de “su” ministra. FOTO: yolanda díaz | EFE/ David Fernández

Yolanda Díaz deshoja la margarita